martes, 26 de mayo de 2015

Martyrs (2008)

Título: Mártires
Título original: Martyrs
País: Francia / Canadá
Productora: Coproducción Francia-Canadá; Canal Horizons / Canal+ / CinéCinéma / Eskwad / TCB Film / Wild Bunch
Director: Pascal Laugier
Guión: Pascal Laugier
Reparto: Mylène Jampanoï, Morjana Alaoui, Catherine Bégin, Robert Toupin, Patricia Tulasne, Juliette Gosselin, Xavier Dolan
Sinopsis:
En Francia, a comienzos de 1970, Lucie, una niña desaparecida un año antes, es vista mientras camina por una carretera. Se encuentra en estado catatónico y es incapaz de contar nada de lo que le ha sucedido. La policía no tardará en hallar el lugar donde ha estado prisionera: un antiguo matadero. Lo que pudo pasar en ese lugar y cómo la niña consiguió escapar es lo que se trata de averiguar. (FILMAFFINITY)

Crítica:
Martyrs es una película francesa que surgió durante la oleada de finales de la primera década del siglo en la que se apostaba por una aproximación diferente del terror, haciéndolo más extremo. En este caso, se apostó por un enfoque que parte con la sinopsis reseñada, el cual es la premisa con la que empieza la película. El film narra la historia de Lucie, una niña secuestrada que parece haber logrado escapar de sus captores, que se dedicaban a torturarla. Ingresada en una institución para niños en situaciones similares, sólo logra entablar amistad con otra niña, Anna. De esta manera comienzan juntas una andadura vital que se convertirá en una señal de la película. A medida que la trama avanza, se van produciendo algunos giros argumentales que nos permiten adentrarnos cada vez más en la historia de Lucie, y conocer poco a poco lo que hay tras la terrible y traumática experiencia que vivió de niña.

Según Wikipedia, encontramos esta definición de "mártir": Un mártir (del griego «μάρτυρας», «testigo») es una persona que sufre persecución y muerte por defender una causa, generalmente religiosa, o por renunciar a abjurar de ella, con lo que da «testimonio» de su creencia en ella.

Partiendo de esta definición y de lo que cualquiera puede averiguar sobre los mártires cristianos (auténtica literatura gore donde la haya), podemos suponer que una película de terror extremo con ese título promete sadismo y torturas en abundancia. Y ciertamente la película en ese aspecto no defrauda. Aunque comienza de forma que nos introduce en un ambiente de thriller psicológico y con atisbos de terror, llega un momento en que la película da un giro para adentrarse ya en el horror y la tortura. A partir de ahí se desarrolla una trama que pretenden impactar al espectador con la crudeza de las imágenes y los tormentos que se muestran.

Sin embargo, a parecer del que escribe, esta película comete dos errores fundamentales: el primero es el objetivo de la misma, impactar y horrorizar al espectador. Esto lo consigue principalmente si el que la visiona es una persona aprensiva y/o poco acostumbrada al género de terror en sus variantes más físicas. Por el contrario, para alguien que ya esté curtido en estos temas, la cinta pierde parte de su fuerza, principalmente por el segundo error, la asepsia de la misma. En la primera parte de la misma si que permite al espectador adentrarse en la psicología de los personajes, empatizar con ellos e introducirse en la trama con una sensación de suspense en espera de lo que está por suceder. Pero en la segunda parte de la película, todo esto desaparece y asistimos a un espectáculo de torturas y humillaciones retratado con la más fría asepsia y esterilidad, sin emoción ninguna, con el mismo contenido emotivo que asistir al despiece de la carne. Esa frialdad impide al espectador empatizar con la protagonista, sentir emoción alguna ante su sufrimiento, horrorizarse, en suma, que debería ser el objetivo de la cinta. Intelectualmente comprendes los sufrimientos infligidos, el horror que transmiten, pero es esa frialdad intelectual que emana del film lo que limita la respuesta emocional.

En conjunto es una película que ha resultado ampliamente sobrevalorada, con una buena idea base, pero que se desaprovecha en el momento en que el ritmo de la cinta cambia. Recomendable para aquel que sienta especial interés en asimilar y estudiar este género como otro título de la filmografía francesa, pero que debe evitarse en caso de personas que no sientan afición por el mismo o resulten aprensivas. Aunque en el aspecto técnico y artístico es muy loable (cuenta con una fotografía muy buena y unos excelentes efectos especiales y maquillaje), el guión es flojo y falla a partir de la segunda mitad de la película, cuando debería entrar con más fuerza. Para los interesados en el tema que trata este film, es más recomendable leer sobre los mártires cristianos, a fin de cuentas, el tema no difiere tanto y los tormentos de éstos resultan más crudos y gore.