jueves, 31 de julio de 2014

The Faculty (1988)

Título: The Faculty
Título original: The Faculty
País: USA
Productora: 20th Century Fox
Director: Dimension Films / Miramax
Guión: Kevin Williamson
Reparto: Elijah Wood, Jordana Brewster, Josh Hartnett, Laura Harris, Clea Duvall, Shawn Hatosy, Famke Janssen, Piper Laurie, Bebe Neuwirth, Robert Patrick, Usher Raymond, Jon Stewart, Salma Hayek, Danny Masterson, Daniel von Bargen, Christopher McDonald, Tina Rodriguez, Duane Martin

Sinopsis:
Harrington High es una escuela de mugrientas paredes, anticuados libros de texto y profesores quemados. No hay dinero para excursiones ni para ordenadores nuevos ni para el departamento de Música. Los alumnos son de lo más heterogéneo: solitarios, líderes, pandilleros y cerebritos. Como todos los adolescentes del mundo, han de vérselas con unos padres que no los entienden, con unos profesores que los subestiman y, además, con sus activas hormonas. Lo que ignoran es que están a punto de enfrentarse con algo que nunca podrían haber imaginado. (FILMAFFINITY)

Crítica:

The Faculty es un thriller de ciencia ficción de invasión alienígena que adopta en clave de homenaje los conceptos y base argumental de la novela de Robert Heinlein "Amos de Títeres". Ambientada en un instituto, se presenta como una película de adolescentes que no tarda en dar un giro hacia la ciencia ficción y el terror a medida que los profesores van siendo asimilados por unas criaturas alienígenas que se introducen en sus cuerpos y toman control de ellos. La película narra como se va produciendo esta asimilación, así como un grupo variopinto de alumnos comienzan a trabajar juntos para descubrir que está pasando y como detener la invasión.

Interesante aproximación al subgénero de invasiones alienígenas, con homenaje al clásico de Robert Heinlein, aunque no se llega tan lejos como en la novela de este gran maestro de la ciencia ficción. The Faculty supone una visión diferente de la invasión alienígena mediante la asimilación de la población como se puede ver en las diferentes versiones cinematográficas de "La invasión de los ladrones de cuerpos" (1956) o como sucede en "La Cosa" (1982). En este caso, al adoptar el enfoque de la invasión iniciada en un instituto, la película parece ser y resulta un tanto más ligera de lo esperado en este tipo de subgénero, pero no por ello resulta el típico producto de cine juvenil de instituto americano. De hecho, una de las claves de la misma es la forma en que explota los estereotipos de este tipo de cine para formar un grupo de protagonistas completamente dispar y en el que se acaban rompiendo los estereotipos. Este recurso, que alivia el tedio de volver a ver el centésimo producto cinematográfico estadounidense de instituto, hace que la película resulte más interesante.

En conjunto, The Faculty es un título más en la lista de películas de invasión alienígena mediante la asimilación, control o clonación de la población humana, recurso muy manido. El interés del film radica en la perspectiva diferente que plantea, sabiendo generar el suspense y marcar un adecuado ritmo narrativo que hace disfrutar al espectador. Aunque no esté a la altura de los grandes clásicos de este subgénero de la ciencia ficción, es un título que vale la pena tener en cuenta.


jueves, 24 de julio de 2014

Enemigo Mío (1985)

Título: Enemigo Mío
Título original: Enemy Mine
País: USA
Productora: 20th Century Fox
Director: Wolfgang Petersen
Guión: Edward Khmara (basado en la novela de Barry B. Longyear)
Reparto: Dennis Quaid, Louis Gossett Jr., Brion James, Richard Marcus, Bumper Robinson, Carolyn McCormick, Lance Kerwin.

Sinopsis:
Enemigos por instinto, amigos por necesidad, un humano y un alienígena con aspecto de reptil libran en un planeta hostil una dura batalla, parte de la salvaje guerra que enfrenta a la tierra con el planeta Dracon, habitado por seres monstruosos. Esta guerra alcanza una dimensión que puede poner en peligro la supervivencia de ambos planetas y puede conducir al exterminio total, pero sólo forzados a confiar el uno en el otro conseguirán sobrevivir. (FILMAFFINITY).

Crítica:

Enemigo mío, escrita por Barry B. Longyear, es la primera de tres novelas que abordan la relación entre la humanidad y los Dracs. Publicada por primera vez en su versión corta el año 1979, en la revista Asimov’s Science Fiction, es continuada por The Tomorrow Testament (1983) y The Last Enemy (1997), actualmente publicadas en conjunto en The Enemy Papers (1998), que incluye una versión más larga de la primera.

La trama se desarrolla como una típica historia de náufragos, en la que dos soldados de facciones rivales (Dennis Quaid y Louis Gosset Jr.) acaban náufragos en un entorno hostil en espera de su rescate. En este caso se trata de una película de ciencia ficción en la que los protagonistas, un humano y un alienígena de la raza drac, tras participar en un reñido combate espacial en la órbita del planeta Fyrine IV, acaban derribados en el mismo y sin posibilidad de escape, con la única esperanza de un futuro rescate.

Ambos comienzan como rivales, emboscándose mutuamente y tratando de eliminarse mutuamente, aunque, con el tiempo, se ven forzados a confiar mutuamente y a colaborar para sobrevivir en un planeta hostil y lleno de amenazas. De esta forma, se narra una historia de supervivencia que también es un canto a la tolerancia y la paz. Una excelente historia caída en el olvido que merece ser recordada y que muestra como dos adversarios supuestamente irreconciliables pueden acabar convirtiéndose en compañeros, amigos y en el puente que inicie el camino hacia la paz entre dos facciones condenadas a una lucha sin fin.

Vale la pena destacar también el excelente trabajo de maquillaje realizado con Louis Gosset Jr. para convertirlo en un alienígena muy creíble, el excelente trabajo interpretativo de Quaid, Gosset Jr. y del joven Bumper Robinson que recibió nominación a mejor actor revelación por su papel en este film en los Young Artist Award. Aunque la película pasó sin pena ni gloria, con baja taquilla y con una gran indiferencia por parte de la crítica, es un clásico de la ciencia ficción que no merece el olvido en el que ha caído.


martes, 22 de julio de 2014

Monstruos contra Alienígenas (2009)

Título: Monstruos contra Alienígenas
Título original: Monsters vs. Aliens
País: USA
Productora: DreamWorks Animation
Director: Rob Letterman, Conrad Vernon
Guión: Maya Forbes, Wallace Wolodarsky, Rob Letterman, Jonathan Aibel, Glenn Berger (Historia: Rob Letterman, Conrad Vernon)
Reparto: Voces de Reese Witherspoon (Susan/Ginórmica), Seth Rogen (B.O.B.), Hugh Laurie (Hugh Laurie), Will Arnett (Eslabón perdido), Conrad Vernon (Insectosaurio), Rainn Wilson (Gallaxhar), Kiefer Sutherland (General Warren. R. Monger), Stephen Colbert (Presidente Hathaway), Amy Poehler (Computadora de Gallaxhar) y Paul Rudd (Derek).

Sinopsis:
Susan Murphy, una joven de California, es golpeada por un meteorito radioactivo que causa un exagerado incremento en su tamaño convirtiéndola en una gigante de 15 metros. Una organización especial del gobierno de los Estados Unidos decide colocarla en cuarentena, con un grupo de monstruos que han estado aislados durante varios años, ocultos del mundo exterior. Su forzado aislamiento llegará a su fin cuando comienza una invasión alienígena en la Tierra, liderada por un robot gigantesco que empieza a causar pánico y terror en el país. Todo parece indicar que ellos son la única esperanza para detener la destrucción de la Tierra.

Crítica:

Monstruos contra Alienígenas es una divertida comedia de ciencia-ficción que homenajea con gracia y buen gusto al cine de terror y ciencia-ficción de los años 50, en particular a las películas de monstruos e invasiones alienígenas. Asi tenemos a la mujer gigante de "El ataque de la mujer de 50 pies" (1958), el doctor-insecto de "La mosca" (1958), película de la que haría un remake en 1985 David Cronenberg, la masa ameboide de "The Blob" (1958), el monstruos acuático de "La criatura de la Laguna Negra" (1954) y el monstruo mutante gigante de "Godzilla" (1954). No hay que olvidar otras referencias, como la conspiración estilo Area 51 que mantiene encerrados a los monstruos, las notas que interpreta el presidente Hathaway al teclado para contactar con el robot alienígena, sacadas de "Encuentros en la Tercera Fase" (1977).

Con una buena dosis de humor y un claro homenaje a ese cine de los años 50, Dreamworks elabora una película divertida. El excelente tratamiento argumental de la película ofrece diversión no sólo para el público infantil al que suelen estar dirigidos estos films, sino que también puede ser disfrutada por el público más adulto y por los conocedores del género. Los monstruos, el gobierno desconcertado e incapaz de hacer frente a la situación, el mad doctor (representado por el Doctor Cucaracha), las criaturas gigantes (Insectosaurio y el robot alienígena), el alienígena invasor con su nave de estilo retrofuturista conforman una serie de cliches que dan un sabor retro y nostálgico y remiten a una época y un cine muy característicos y que han sentado la base de muchos de los títulos que hoy son tan conocidos y apreciados.

Tanto por la trama como por la abundancia de clichés, Monstruos contra Alienígenas es una divertida opción, un excelente producto de Dreamworks que ameniza a niños y adultos y que permite recordar los viejos tiempos del cine.

viernes, 18 de julio de 2014

Pacific Rim (2013)

Título: Pacific Rim
Título original: Pacific Rim
País: USA
Productora: Warner Bros. Pictures / Legendary Pictures
Director: Guillermo del Toro
Guión: Travis Beacham, Guillermo del Toro (Historia: Travis Beacham)
Reparto: Charlie Hunnam, Idris Elba, Rinko Kikuchi, Charlie Day, Diego Klattenhoff, Burn Gorman, Max Martini, Robert Kazinsky, Clifton Collins Jr., Ron Perlman, Brad William Henke, Larry Joe Campbell, Mana Ashida, Santiago Segura, Joe Pingue.

Sinopsis:
Cuando legiones de monstruosas criaturas, denominadas Kaiju, comienzan a salir del mar, se inicia una guerra que acabará con millones de vidas y que consumirá los recursos de la humanidad durante interminables años. Para combatir a los Kaiju gigantes diseñan un tipo especial de arma: enormes robots, llamados Jaegers, que son controlados simultáneamente por dos pilotos cuyas mentes están conectadas en un puente neural. Pero incluso los Jaegers proporcionan poca defensa ante los incansables Kaiju. A punto de la derrota, las fuerzas que defienden a la humanidad no tienen otra elección que recurrir a dos insólitos héroes: un ex piloto acabado (Charlie Hunnam) y un aprendiz que todavía no se ha puesto a prueba (Rinko Kikuchi). Ambos se unen para traer a un legendario pero al parecer obsoleto Jaeger del pasado. Juntos, son la última esperanza de la humanidad frente al Apocalipsis que se avecina. (FILMAFFINITY)

Crítica:
Pacific Rim es una película de acción y ciencia ficción de Guillermo del Toro fuertemente influenciada por dos géneros: el Kaiju Eiga (el cine de monstruos gigantes japonés) y el anime de mechas. Combinando estos géneros con unos espectaculares efectos especiales, el director logra crear una película sencilla y directa que se adecua completamente a su propósito y objetivo: narrar una historia de peleas entre monstruos gigantes y robots gigantes.

En este caso, alejándose de las clásicas series de kaijus de la Toho (Godzilla) y la Daiei (Gamera), los monstruos no son criaturas prehistóricas despertadas de su letargo o mutaciones producto de las radiaciones de las bombas atómicas. Siguiendo la línea de la serie anime Neon Genesis Evangelion (新世紀エヴァンゲリオン Shin Seiki Evangerion), de la cual tiene mucha influencia, los monstruos son criaturas alienígenas procedentes de otra dimensión. Como suele suceder en este tipo de películas, cada nuevo monstruo que aparece se muestra con un aspecto y características propios, suponiendo un despliegue de originalidad en cuanto a los diseños de las criaturas. Por supuesto, esto también implica un nuevo desafío para los heroicos pilotos de los robots que tienen que hacerles frente.

La película es simple y no hay que esperar mucho más de lo que promete: acción a escala colosal con los enfrentamientos entre los robots y los monstruos. Un argumento y un desarrollo pensados para que tu niño interior lo disfrute y vibre con los espectaculares combates. Todo lo demás es secundario: las explicaciones científicas son escasas y vale la pena ignorarlas, el romance obligado es sutil y no hay escenas de cama, las rivalidades entre los pilotos son arquetípicas y sirven como un complemento más a la trama principal. En resumen es una película para ver tranquilamente sentados, comiendo palomitas y dispuesto a disfrutar de una serie de espectaculares combates con contendientes gigantes.

martes, 15 de julio de 2014

Alien: El octavo pasajero (1979)

Título: Alien: El octavo pasajero
Título original: Alien
País: USA
Productora: 20th Century Fox / Brandywine Productions
Director: Ridely Scott
Guión: Dan O'Bannon
Reparto: Tom Skerritt, Sigourney Weaver, John Hurt, Ian Holm, Veronica Cartwright, Yaphet Kotto, Harry Dean Stanton, Bolaji Badejo

Sinopsis:
De regreso a la Tierra, la nave de carga Nostromo interrumpe su viaje y despierta a sus siete tripulantes. El ordenador central, MADRE, ha detectado la misteriosa transmisión de una forma de vida desconocida, procedente de un planeta cercano. La nave se dirige entonces al extraño planeta para investigar el origen de la comunicación. (FILMAFFINITY)

Crítica:
Alien, el octavo pasajero es un clásico del cine de terror y ciencia ficción que logra reflejar de manera soberbia el horror cósmico lovecraftiano. El propio diseño de la criatura, la nave alienígena donde se encuentran los huevos, así como la atmósfera de aislamiento y soledad en que se ven sumidos los tripulantes de la nave Nostromo al navegar por un universo que se muestra ajeno y hostil a los insignificantes seres humanos, todos estos factores logran dotar a la película de un aura de horror cósmico que la convierte en memorable y altamente recomendable.

Además de la claustrófobica y opresiva atmósfera que respira la película al ver a los protagonistas moverse por la nave acosados por el Alien (interpretado por Bolaji Badejo), y del agobiante horror cósmico, surgen otros temas en este film. Gracias al excelente trabajo de diseño de H.R. Giger, padre de la criatura, queda presente la temática sexual que forma parte intrínseca de la trama y la estética de todo el metraje. Las formas orgánicas de la nave alienígena, las formas fálicas del xenomorfo, el facehugger con patas como dedos humanos y una vagina de la que sale la trompa que inocula el embrión alienígena en el anfitrión, la forma como la criatura "nace" del pecho, como un pene erecto, etc. Toda la película tiene esa sutil carga erótica que nos trae a colación otro de los temas de la misma: Alien es una historia de violación, de agresión sexual, pero en este caso, cometida sobre un hombre.

Ridley Scott logró crear con Alien una película que se ha convertido en un clásico por sí misma, que ha dado origen a varias secuelas, y que ha exportado al xenomorfo más allá de la gran pantalla a los videojuegos, comics, merchandising, etc. Pero más allá de las diferentes temáticas tomadas por las secuelas y adaptaciones, Alien, el octavo pasajero, es una película de terror y ciencia ficción que deja huella y que merece ser tenida en cuenta.

viernes, 11 de julio de 2014

Mars Attacks! (1996)

Título: Mars Attacks!
Título original: Mars Attacks!
País: USA
Productora: Warner Bros.
Director: Tim Burton
Guión: Jonathan Gems
Reparto: Jack Nicholson, Glenn Close, Annette Bening, Pierce Brosnan, Danny DeVito, Martin Short, Michael J. Fox, Sarah Jessica Parker, Lisa Marie, Lukas Haas, Natalie Portman, Tom Jones, Rod Steiger, Jim Brown, Jack Black, Pam Grier, Christina Applegate, Brian Haley, Sylvia Sidney, Barbet Schroeder, Joe Don Baker, Cliff Curtis

Sinopsis:
Parodia de los filmes de ciencia ficción de los años 50. Unos platillos volantes procedentes de Marte sobrevuelan todas las capitales del mundo. La población, aterrada, espera conocer sus intenciones. Al presidente de los Estados Unidos, su asesor científico le asegura que serán absolutamente pacíficas. Sin embargo, sus asesores militares le aconsejan que aniquile a los marcianos antes de que sea demasiado tarde. (FILMAFFINITY)

Crítica:
Basada en la serie de cromos Mars Attacks! que la marca Topps lanzó en 1963, esta comedia negra de ciencia ficción que parodia las películas de invasión alienígena de los 50 se ha convertido en un clásico del género. Aunque la crítica y la recaudación no fueron benévolas con este film, Burton hizo una apuesta arriesgada creando una película de serie B con presupuesto, cargada de una mordaz sátira política y un agudo sentido del humor.

Utilizando como referencia la clásica serie de cromos de invasión alienígena, Tim Burton reúne una excelente plantilla de actores y les pone al frente de una serie de disparatadas situaciones que se encadenan desde un soberbio comienzo hasta el número musical final a cargo de Tom Jones. Esta película en ningún momento pretende convertirse en un film de referencia, o acumular laureles, aunque fue nominada al Premio Hugo a la mejor representación dramática y obtuvo múltiples nominaciones a los Premios Saturn.

¿Qué ofrece Mars Attacks? Una disparatada y divertida invasión alienígena al más puro estilo años 50, cargada de humor negro, situaciones absurdas, homenajes (Los sonidos de los rayos láser fueron tomados de la película La guerra de los mundos de 1953) y una acertada y ácida sátira política. En conjunto se trata de un film que no defrauda, que sorprende y que recupera ese sabor retro del cine clásico. No es una película para aquellos que busquen invasiones alienígenas cargadas de efectos especiales y acción sin límite, sino una comedia con toques absurdos, que, como buena parodia, sabe reírse de todo y de sí misma, y que ofrece diversión y risas para el espectador.

lunes, 7 de julio de 2014

La Guerra de los Mundos (1953)

Título: La Guerra de los Mundos
Título original: The War of the Worlds
País: USA
Productora: Paramount Pictures
Director: Byron Haskin
Guión: Barré Lyndon (Novela: H.G. Wells)
Reparto: Gene Barry, Ann Robinson, Les Tremayne, Henry Brandon, Robert Cornthwaite, Jack Kruschen
Sinopsis:
Cerca de un pequeño pueblo de Estados Unidos cae algo que, a primera vista, parece ser un meteorito. Los vecinos acuden al lugar del acontecimiento y descubren que un extraño objeto de que emerge una especie de ojo que empieza a disparar un rayo mortal. Es una nave marciana que, junto con otras muchas, ha llegado a la Tierra para conquistarla. La invasión está teniendo lugar simultáneamente en todo el planeta y ni siquiera la bomba atómica podría detenerla. La humanidad está perdida. (FILMAFFINITY)

Crítica:
En 1953 se estrenó la primera versión cinematográfica de la ya clásica novela de ciencia ficción "La Guerra de los Mundos", de H.G. Wells. Este film, considerado una de las grandes películas de ciencia ficción, ganó un Oscar por sus efectos especiales.

La película se aleja bastante de la novela original, obviando detalles como el humo negro usado por los marcianos como arma química, la hierba roja, la maquinaria marciana y la forma de los trípodes, convertidos en aparatos levitadores. Sin embargo, resulta bastante fiel y respetuosa en cuanto al mensaje que transmite, reflejando de forma muy acertada la indefensión de la humanidad y su insignificancia ante un universo hostil al hombre. Por ello, aunque cambien las formas, el contenido es respetuoso con el texto original de H.G. Wells, transmitiendo la amenaza de forma muy acertada y obviando la habitual temática de la guerra fría de amenaza comunista. En estos aspectos resulta más recomendable que la versión de 2005 que hizo Steven Spielberg, dotada de elementos de exaltación patriótica estadounidense.

Como película de culto que es, merece un visionado, ya que, aunque los efectos especiales hayan quedado obsoletos y puedan resultar toscos, la película conserva toda la fuerza del guión de Barré Lyndon, con excelentes diálogos como el de la secuencia del lanzamiento de la bomba atómica. Además, en esta película es la primera ocasión en la que los marcianos poseen escudos de fuerza que protegen sus vehículos, aportando una nueva característica a la primera adaptación cinematográfica de la primera invasión alienígena.