miércoles, 29 de junio de 2016

Books from the Crypt #106: Calabazas en el trastero

Título: Calabazas en el trastero
Año: 2009 -
Autor: Varios Autores
Género: Terror
Sinopsis:
Calabazas en el trastero es una antología periódica sacada por la editorial Saco de Huesos en colaboración con la Asociación Cultural La Biblioteca Fosca. Cada número recoge una selección de 13 cuentos cortos de terror y género fosco. (Sinopsis del que escribe)

Crítica:
Tal y como señalo en la sinopsis, Calabazas en el trastero es una publicación periódica, una serie de antologías monográficas en las que en cada número encontramos relatos dedicados a un tema concreto. La selección de relatos se hace mediante concurso a través de convocatorias en las que se indica cual va a ser la temática. De aquí salen las historias que conformaran el siguiente número.

¿Qué tiene de especial esta serie? Para empezar se trata de una publicación dirigida a escritores de habla hispana, una iniciativa patria que nos recuerda que el terror, el suspense y todos sus elemenos no son ajenos al territorio nacional. En España y en lengua castellana también tenemos una amplia cantera de talentos dispuestos a demostrar su habilidad y su creatividad. Para ello, Calabazas en el trastero sirve como plataforma para animar a aquellos que tengan interés en el género y ganas de escribir a lanzarse a participar en sus convocatorias y, si resulta seleccionada su obra, aparecer en la siguiente antología.

En general se trata de una serie de publicaciones de gran calidad, con la riqueza y diversidad que aporta el método mediante el que son elegidos los relatos que salen publicados. Como siempre, en cuestión de gustos nadie es poseedor de la verdad absoluta, por lo que a veces pueden aparecer algunas historias que pueden resultar desconcertantes, sorprendentes o poco apropiadas (al menos así ha pasado en el caso del que escribe), pero los tomos no decepcionan en cuanto a su contenido general. Se trata de una lectura recomendable para el aficionado al género, o también para el que realice su primera aproximación, ya que no se trata de escritores de best sellers o grandes nombres para impresionar, y al constar de trece historias cortas, la lectura se hace amena y digerible. Además, el relato corto es un formato sumamente interesante que, gracias a iniciativas como esta, sigue peleón y dispuesto a tener un hueco en la producción literaria.

miércoles, 22 de junio de 2016

Books from the Crypt #105: Las puertas de Anubis

Título: Las puertas de Anubis
Título original: The Anubis Gates
Año: 1983
Autor: Tim Powers
Género: Fantasía
Sinopsis:
Brendan Doyle, un profesor de literatura especializado en el romanticismo inglés, es invitado a dar una conferencia sobre Coleridge y a viajar al Londres de 1810 para encontrarse con él. Pero su viaje se complica de forma inesperada y acaba varado en el pasado, prisionero de una compleja red de intrigas que transforman su vida en una pesadilla.

Las puertas de Anubis, verdadera obra de culto de la fantasía, es una de las historias de viajes en el tiempo más elegantes jamás contadas, así como una prodigiosa novela de aventuras repleta de acción, imágenes inolvidables y continuos destellos de un finísimo sentido del humor.

Crítica:
Novela ganadora de los premios Philip K. Dick, Apollo y Gigamesh, Las puertas de Anubis es una interesante novela de fantasía que combina tramas y giros argumentales típicos de los viajes en el tiempo con magia y conspiraciones en la Inglaterra de principios del siglo XIX.
 
El protagonista, Brendan Doyle, se ve contratado por un excentrico millonario para dar una conferencia sobre Coleridge y actuar como experto sobre el terreno en un viaje en el tiempo al Londres de 1810. De esta forma se inicia una trama en la que, por un desafortunado incidente, acaba atrapado en el pasado. Powers nos muestra así un atisbo de la Inglaterra de esa época, con un Brendan Doyle que debe aprender a sobrevivir entre los descastados y las clases bajas mientras aguarda una posible redención a través del encuentro con otro poeta de la época que piensa pueda ayudarle. Mientras tanto, se va desarrollando una compleja conspiración por parte de un grupo de fanáticos magos que pretenden devolver a Egipto al esplendor que tuvo en tiempos faraónicos.
 
De esta manera, las vivencias de Doyle se van entrecruzando con las diversas facciones que habitan los barrios bajos londinenses, sus peculiares habitantes y, sin saberlo, se ve implicado en las redes de la conspiración. Todo esto convierte a esta novela en una obra de fantasía, con toques de aventura y acción. Además, como buena trama de viajes en el tiempo, el protagonista actúa con un cierto conocimiento de lo que va a suceder, así como con diversos giros argumentales que sólo se pueden explicar con estos saltos temporales. En conjunto, Las puertas de Anubis forma una novela entretenida e interesante, salpicada de magia, retazos de mitología egipcia y una sorprendente trama en la que ni siquiera los conocimientos del protagonista sobre lo que va a suceder logran evitar que acabe sobrepasado por los acontecimientos.
 
Powers demuestra una gran habilidad narrativa al ir introduciendo las diferentes tramas y enlazarlas con maestría, de manera que el lector se ve atrapado poco a poco en la historia y va descubriendo poco a poco el alcance de todo lo que está leyendo. Por la fecha en la que se escribió, los recursos narrativos que usa el autor pueden haberse quedado como algo ya manido en cuanto a las tramas de viajes en el tiempo. Sin embargo, eso no quita interés a la novela, aunque algunos de los hechos puedan dar pistas a un lector avispado y acostumbrado a este tipo de historias.

viernes, 17 de junio de 2016

Bunyip

Dibujo de un bunyip de 1890
El bunyip es una ciratura mítica de la mitología aborigen australiana, de la cual se dice que merodea por los pantanos, billabongs, arroyos, lechos fluviales y pozos de agua. El origen de la palabra bunyip puede trazarse al lenguaje Wemba-Wemba o Wergaia de los pueblos aborígenes del sudeste australiano. Sin embargo, el bunyip parece haber formado parte de las creencias e historias tradicionales de los aborígenes a través de Australia, aunque su nombre varia de acuerdo a la nomenclatura tribal.
 
La palabra bunyio se traduce habitaulmente por los aborígenes australianos hoy en día como "diablo" o "espíritu maligno". Sin embargo, esta tradución puede no representar acertadamente el rol del bunyoip en la mitología aboríten pre-contacto o su posible origien antes de que se realizaran relatos escritos. Algunas fuentes modernas aluden a la conexión lingüistica entre el bunyip y Bunjil, "un mítico "Gran Hombre" que hizo las montañas y ríos y hombres y todos los animales". La palabra bunyip no apareció impresa en inglés hasta mediada la decada de 1840.

Hacia los años 1850, bunyip también se había convertido en "sinónmio de impostor, farsante, engaño y similares" en la comunidad austrilana en general. El termino aristocracia bunyip fue acuñado por primera vez en 1853 para describir a los aspirantes australianos a aristócratas. En los tempranos 1990, se hizo popular el uso que le dió el Primer Ministro Paul Keating para describir a los mimebros del conservador Liberal Party of Australia en la oposición.

La palabra bunyip puede ser encontrada en numerosos contextos en Australia, incluyendo nombres de lugares como el Bunyip River (que desemboca en Westerport Bay al sur de Victoria) y el pueblo de Bunyip, Victoria.

Las descripciones de los bunyips son muy variadas. George French Angus pudo recoger una descripción de un bunyip en su relato de un "espíritu acuático" del pueblo moorundi del Murray River antes de 1847, declarando que es "muy temido por ellos ... habita el Murray; pero ... tienen dificultades para describirlo. Su forma más habitual ... se dice que es la de una enorme estrella de mar." ("much dreaded by them ... It inhabits the Murray; but ... they have some difficulty describing it. Its most usual form ... is said to be that of an enormous starfish."). Robert Brought Smyth en su libro Aborigenes de Victoria de 1878 dedica 10 páginas al bunyip, pero concluye "en verdad poco es conocido entre los negros respecto a su forma, recubrimiento o hábitos; parecen haber estado tan asustado de él como para haber sido incapaces de tomar nota de sus características." ("in truth little is known among the blacks respecting its form, covering or habits; they appear to have been in such dread of it as to have been unable to take note of its characteristics."). Sin embargo, las características comunes en muchos relatos de los periódicos del siglo 19 incluyen una cara perruna, cabeza de cocodrilo, pelaje oscuro, cola de caballo, aletas, y colmillos de morsa o cuernos o pico de pato.

Bunyip (1935) artista desconocido,
de las colecciones digitales
de la Biblioteca Nacional de Australia,
El Challicum bunyip, la imagen de una silueta tallada por los aborígenes en el banco de Fiery Creek, cerca de Ararat, Victoria, fue registrada por primera vez por el periódico The Australasian en 1851. Según el informe, el bunyip había sido alanceado después de matar a un hombre aborígen. El anticuario Reynell Johns afirmó que hasta mediados de la decada de 1850, el pueblo aborígen tenía el "hábito de visitar anualmente el lugar y volver a trazar la silueta de la figura (del bunyip) que es en torno a 11 pasos de largo y 4 pasos de ancho en su extremo." ("habit of visiting the place annually and retracing the outlines of the figure [of the bunyip] which is about 11 paces long and 4 paces in extreme breadth."). La imagen ya no existe.

Como curiosidad, en el juego de rol Hombre Lobo: El Apocalipsis, la tribu perdida de hombres lobos australianos recibía el nombre de Bunyip y tenía a este animal como totem tribal. Masacrada por los hombres lobo europeos, el último bunyip se perdió en la Umbra.

martes, 14 de junio de 2016

Warcraft: El origen (2016)

Título: Warcraft: El origen
Título original: Warcraft: The Beginning
País: Estados Unidos
Productora: Universal Pictures / Legendary Pictures / Blizzard Entertainment
Director: Duncan Jones
Guión: Charles Leavitt, Duncan Jones (Historia: Chris Metzen)
Reparto: Travis Fimmel, Robert Kazinsky, Ben Foster, Toby Kebbell, Dominic Cooper, Paula Patton, Daniel Wu, Clancy Brown.
Sinopsis:
El pacífico reino de Azeroth está a punto de entrar en guerra para enfrentarse a unos terribles invasores: orcos guerreros que han dejado su destruido mundo para colonizar otro. Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, un ejército se enfrenta a la destrucción, y el otro, a la extinción. Dos héroes, uno en cada bando, están a punto de chocar en un enfrentamiento que cambiará el destino de su familia, su pueblo y su hogar. Así empieza una espectacular saga de poder y sacrificio donde se descubren las numerosas caras de la guerra y donde cada uno lucha por lo suyo. Adaptación del popular videojuego homónimo. (FILMAFFINITY)

Crítica:
Tras 10 años esperando, los fans de la saga Warcraft, de Blizzard Enternainment, por fin podemos disfrutar en la gran pantalla de la adaptación cinematográfica de esta exitosa saga. En 1994 apareció Warcraft: Orcs & Humans, un juego de estrategia de fantasía épica que estaba basado en el wargame de miniaturas Warhammer Fantasy en el que se recreaba la invasión de un reino humano por parte de un ejército orco. Fue el comienzo de una serie que en cada entrega lograba alcanzar cotas más altas de calidad y jugabilidad. Gracias al trabajo de creadores como Chris Metzen, estos juegos no sólo destacaban por sus aspectos técnicos, sino también por una cuidada historia que se fue ampliando con cada nueva entrega.

Esta película adapta la historia narrada en el primer juego de la serie, lo que en el trasfondo de Warcraft se conoce como la Primera Guerra. Sin entrar en detalles sobre la caída de la raza orca y el exterminio de los draenei, a los que en la película podemos ver escasamente al abrirse el portal entre Draenor (el mundo orco) y Azeroth, el film cuenta la llegada de una partida de guerra de la Horda orca a un nuevo mundo, huyendo del suyo, esteril y marchito por culpa del uso de la magia Fel. Guiados por el brujo Gul'dan, los orcos tienen como objetivo abrir un Portal Oscuro para permitir el libre transito entre los dos mundos para traer al resto de la Horda con ellos.

De esta forma se nos presenta el origen de la saga, con personajes clásicos y conocidos para los fans de esta serie de juegos que sean conocedores del trasfondo. La historia se centra principalmente en Durotan, jefe del clan Lobo Gelido y padre de Thrall y Anduin Lothar, campeón de la ciudad de Ventormenta. En torno a estos dos personaje se nos muestran los conflictos y tramas que surgen en ambos bandos: la actuación del Guardián, Medivh, la semi orca Garona, la situación de Orgrimm Martillo Maldito, el liderazgo de Puño Negro y Gul'dan, etc. Hay que destacar que, entre los cambios acaecidos tenemos que Orgrimm aparece como miembro del clan Lobo Gélido, en lugar de segundo al mano de Puño Negro en el clan Roca Negra. Al tratarse de una adaptación es de esperar este tipo de alteraciones, aunque la trama no se resiente por ello.

En general, Duncan Jones hace un buen trabajo, elaborando una película de fantasía llena de acción, que refleja muy fielmente el universo de Warcraft y que puede contentar tanto a fans como a los que no conocen este mundo. Además, sabe dejar un final que deja una serie de cabos para enlazar con una futura Warcraft II. En conclusión, se trata de una película amena, entretenida y épica, llena de detalles para los fans y muy apropiada para los aficionados a la fantasía.

jueves, 9 de junio de 2016

Catoblepas

Jan Jonston, Historia naturalis de quadrupedibus, Amsterdam 1614
El catoblepas (pl. catoblepones; del griego καταβλέπω, (katablépō) "mirar hacia abajo") es una criatura legendaria de la tierra de Etiopía. Este ser fue descrito por primera vez por Plinio el Viejo y, posteriormente, por Claudio Eliano.

Se dice que esta criatura tiene cuerpo de bufalo y cabeza de jabalí. Su espalada está cubierta de escamas que protegen a la bestia y su cabeza siempre apunta hacia abajo debido al gran peso de la misma. Su mirada fija o su respiración pueden convertir en piedra a las personas o matarlas. El catoblepas podría estar basado en encuentros en la vida real con los ñus de África.

Plinio el Viejo describe al catoblepas como una criatura de tamaño medio, perezoso, con una una gra cabeza y la cara siempre mirando al suelo. Pensaba que su mirada, como la del basilisco, era letal, de manera que la pesadez de su cabeza era una característica muy afortunada.

Claudio Eliano proporciona una descripción completa: la criatura era un herbívoro de tamaño medio, sobre el tamaño de un toro doméstico, con una crin pesada, estrecho, con ojos inyectados en sangre, lomo escamoso y pestañas peludas. La cabeza era tan pesada que la bestia sólo podía mirar hacia abajo. En su descripción, la mirada del animal no era letal, pero su respiración era venenosa, ya que sólo se alimentaba de vegetación venenosa.

jueves, 2 de junio de 2016

Cecaelia

La cecaelia es una criatura mitológica acuática relacionada con las sirenas y que ha aparecido en el arte, la literatura y el cine. Se trata de un ser con la parte superior (torso, cabeza y brazos) de mujer, y, en ocasiones de hombre, y la parte inferior, de la cintura hacia abajo, son los tentáculos de un pulpo o un calamar.

La denominación se origina en el comic "Cilia", que aparece en el #161 de "Vampirella" de abril de 1972 (Warren Publicaciones), y que apareció reimpreso en septiembre de 1973 en el #272. Es una historia corta en blanco y negro escrita por Nicola Cuti y dibujada por Félix Mas.

La cecaelia también puede recibir la denominación de "pulpo-sirena", "octo-humano" o diferentes variaciones de los mismos. Una cecaelia famosa es Ursula, la bruja del mar de la película de Disney "La sirenita".

Entre las representaciones artísticas de esta criatura, vale la pena destacar que el japones Hokusai, un pintor asociado la escuela Ukiyo-e del periodo Edo, hizo ilustraciones eróticas de híbridos mujer-pulpo y encuentros sexuales entre mujeres y pulpos, siendo las primeras representaciones del género del erotismo con tentáculos y la violación con tentáculos.

El sueño de la esposa del pescador, ukiyo-e de Hokusai (circa 1820); muestra una mujer manteniendo relaciones sexuales con un par de pulpos.