viernes, 26 de julio de 2013

Carnevale: Guía de Introducción

Europa se encuentra sumida en una época de grandes cambios. Las nuevas ideas nacidas de la Revolución Francesa se están expandiendo rápidamente por los países vecinos. La guerra es inminente. Corre el año 1793.



Sin embargo, un suceso apocalíptico va a cambiar el rumbo de la historia. Nadie podrá en el futuro olvidar ya el día 3 de julio de 1793. Los habitantes de toda Europa saltaron de sus camas con el miedo impreso en sus caras. Un trueno explosionó en la oscuridad al tiempo que el suelo sufría intensas vibraciones.  En el cielo, en el horizonte, podía verse una enorme herida. Se había abierto la Herida de los Cielos.

Toda Europa sufrió sus consecuencias. En España y Francia se perdieron poblaciones enteras en las costas bañadas por el Mediterráneo, al ser sacudidas e inundadas merced de las furiosas olas del mar. Los terremotos y los maremotos extirparon la vida de miles de personas en las costas africanas.



Las flotas en el Mediterráneo se hundieron en un temporal que duró semanas. Miles de personas sufrieron el terror y la impotencia en lo que parecía el fin del mundo. Pero si Europa fue castigada, Italia sufrió el mayor daño. Una enorme grieta, similar a la herida abierta en el cielo, dividió la península itálica por la mitad. Desde el sur del Veneto hasta Roma todo es destruido. Miles mueren al desaparecer Florencia y Roma. Muy pocos sobreviven al holocausto.


La Herida de los Cielos empezó a vomitar una especie de niebla luminiscente. Una niebla antinatural, densa y brillante, empezó a caer a tierra, siendo absorbida por ésta.  Era la esencia de la magia, la magia en su estado más puro.


Venecia se encuentra en el borde norte de la grieta. Sobre la ciudad cayó inmediatamente la extraña niebla, penetrando en los suelos, en los canales y en la laguna. Algunos de sus habitantes, aterrorizados, observaron como era absorbida a través de su piel y sus pulmones se llenaban al respirarla.


Sin embargo, a los pocos días la normalidad volvió. Los terremotos enmudecieron, las tormentas cesaron y el sol volvió a brillar en un caluroso verano. La vida continuaba y el Dogo de la República, Ludovico Manín, vio la oportunidad  de devolverle a Venecia su antiguo esplendor. Las flotas navales de sus rivales habían sido destruidas, mientras que la de Venecia se mantenía a salvo en el puerto. Si las dársenas venecianas volviesen a abrirse, en poco tiempo volverían a tener el control sobre el comercio en el Mediterráneo. Venecia volvería a ser gloriosa, el mercado de Rialto se alzaría de nuevo como el centro comercial de Europa y la Serenísima dejaría de ser el lupanar en el que se había transformado en los últimos años. Sin embargo no iba a ser tan fácil. Venecia había cambiado.

Carnevale es un juego de miniaturas de escaramuzas ambientado en una versión alternativa de la Venecia de finales del siglo XVIII. Tras la aparición de la Herida de los Cielos, Europa se ha sumido en el caos y se abre una nueva era en la que la magia ha hecho su entrada de la fomra más brusca y brutal. Las calles y canales de Venecia se han convertido en el campo de batalla por el control politico, mágico y económico de la Serenissima Repubblica di Venezia, y, quien se alce con la victoria logrará imponer su mando en el alzamiento de una nueva potencia política y económica en el Mediterráneo.


¿Qué características hacen de Carnevale un juego atractivo y ameno para jugar?
  • Trasfondo. El trasfondo del juego incluye la historia de la Serenissima Repubblica di Venezia, para ayudar al jugador a conocer mejor la ciudad, junto con una guia de los diferentes barrios que componen la ciudad, lo que permite adentrarse más fácilmente en la ambientación y conocer mejor el entorno en que se desarrolla el juego y los acontecimientos que han conducido a Venecia a su situación actual desde la fundación de la misma. De esta manera se puede ver la evolución de la ciudad, incluyendo la llegada de los Rashaar y la fundación del Ospedale dei malatti di menti, así como la celebración de las primeras mascherattas y la reorganización del Gremio de ladrones. Un trasfondo amplio, rico, bien documentado y dinámico, pues el próximo suplemento del juego incluirá una serie de cambios en el status quo de la ciudad y las diferentes facciones por la llegada del invierno y los resultados de la campña "Hambruna" que se celebró.
  • Manuales. El manual de Carnevale es una excelente obra de consulta a un precio asequible, un libro de tapa blanda, a color y con excelentes ilustraciones y fotos que ayudan a visualziar el entorno del juego y el desarrollo de las partidas. Además, desde la página web se pueden descargar las reglas de juego, los marcadores y plantillas, así como una campaña y dos aventuras de forma totalmente gratuita.
  • Miniaturas. Carnevale tiene un sutrido de miniaturas de metal de gran calidad que representan fielmente las vestiduras y aspecto de las gentes de la Venecia de finales del siglo XVIII. Las criaturas, como los Rashaar y las bestias, así como los uniformes del personal del Ospedale y los ropajes ceremoniales del Culto de Dagón estan representadas con gran lujo de detalles, en poses dinámicas que dan una apariencia más grata a los combates.
  • Sistema de juego. El sistema de juego de Carnevale se basa en reservas de dados de 10 caras, un sistema sencillo, ágil, intuitivo y rápido. Los combates se desarrollan con una gran cantidad de maniobras disponibles que los convierten en enfrentamientos muy dinámicos y cinemáticos, lo que, acompañado de la resistencia de las tropas y las armaduras que puedan llevar convierte cualquier partida en una interesante y divertida escaramuza en la que luchar por hacerse con el objetivo del juego. Incluye un sistema de campaña que permite mejorar a las tropas, adquirir refuerzos y comprar nuevas armas, armadura y objetos de equipo. También tiene un sistema de Legado que permite retirar una banda y empezar de nuevo de forma que el nuevo grupo no quede descompensado.
Carnevale es un juego de miniaturas que permite una rápida inicación, no necesita un importante desembolso inicial, ya que un starter ya te aporta una banda de unos 150 puntos aproximadamente, lo cual es idóneo para comenzar. Al estar diseñado como un juego de enfrentamientos callejeros entre pequeños grupos, no necesitas una gran cantidad de miniaturas y aporta una estética muy desarrollada y fácil de identificar. El trasfondo posee amplias referencias a los Mitos de Cthulhu, hasta el punto de incorporar una de las bandas claramente identificables como una de las fuerzas del universo lovecraftiano, los profundos (Rashaar). Por otro lado, los Doctores del Ospedale, tanto en su estética como su trasfondo son otro guiño referencial, homenajeando a la franquicia de terror Silent Hill.

En conclusión, Carnevale es una excelente opción para los que busquen un juego diferente, ameno y divertido, una forma idónea de introducirse en los juegos de miniaturas de escaramuzas sin necesitar hacer una gran inversión. Este juego, en continuo desarrollo y crecimiento, ofrece muchas facilidades para iniciarse y engancharse al mismo.