jueves, 4 de julio de 2013

Books from the Crypt #25: El escribano del secreto

Título: El escribano del secreto
Autor: Joaquín Borrell
Año: 1996
Género: Histórica
Sinopsis:
Hallará quien lea esta historia gran deleite y enseñanza. Se cuentan en ella muchas penas y contentos vividos por don Esteban de Montserrat, escribano del secreto en el Oficio de la Santa Inquisición en el año del Señor de 1561. Y también hay hechos de carreteros moriscos y cristianos viejos, de gitanos e inquisidores, de novicias, conversos, gente noble y otra de mal vivir, y sucesos de gran gusto y pasatiempo; y se diserta de lo humano y lo divino, con otros muchos acaecimientos que causarán gran maravilla en el ánimo del lector.

Crítica:
El escribano del secreto es una novela histórica que profundiza en los hechos y vivencias de un escribano del secreto, Esteban de Monserrat, un simple escribano que trabaja transcribiendo las audiencias y juicios del tribunal de la Santa Inquisición en la Valencia de 1561. Narrada en primera persona, se trata de los hechos que acontecen al protagonista con respecto a una serie de hechos que implican como posible hereje al fallecido hermano de uno de los inquisidores del tribunal, partiendo desde la delación de un carretero morisco. A medida que van surgiendo nuevas acusaciones, el protagonista se ve envuelto en una serie de desventuras y vivencias para ayudar a la hija del fallecido, una novicia que, alegremente, se lanza a la aventura de demostrar la inocencia de su padre.

La novela sirve como reflexión sobre los desmanes del Santo Oficio, para el que la mera acusación, pese a carecer de pruebas o ser un simple rumor, ya era señal de culpabilidad y dudar del juicio de los Inquisidores era muestra de herejía. Sin embargo, el autor nos describe el sórdido mundo de la Santa Inquisición desde una perspectiva cercana, amena y satírica: fiscales y corchetes incompetentes, torturadores geriátricos, juntas de teólogos pedantes y soporíferos, etc. De esta manera, haciendo uso del humor y de las curiosas desventuras a las que el protagonista se ve conducido mientras ayuda a la novicia en su investigación, asistimos a un retrato de la sociedad de la época, los abusos de la Inquisición, discusiones sobre filosofía y teología a través de una trama sumamente amena.

Combinando el retrato de la época con los desmanes en los que se ve envuelto el protagonista, el autor desarrolla una interesante novela que cumple plenamente su objetivo: enganchar al lector y, mediante los recursos de la trama, hacerle reír y reflexionar sobre la religión y los abusos que se cometen en nombre de la misma. Esta novela no es una lectura exclusiva para los aficionados al género histórico, sino que puede servir como introducción al mismo para aquellos que deseen probarlo o, simplemente, como una lectura divertida y recomendable.