lunes, 30 de enero de 2012

Perdida en Villa Silencio

Perdida en Villa Silencio es una aventura para el juego de rol español Aventuras en la Marca del Este creada por Maet Rastaban blogger de Ébaris. Para los que conocemos en persona a este singular personaje, no es de sorprender que se trate de una adaptación de la ambientación y tramas de la saga de juegos Silent Hill. Estos destacaron por su entorno en donde abunda la niebla, los pueblos fantasmas y la sangre y el óxido junto con monstruos bastante extraños. La base sobre la que se mueve esta serie es el terror psicológico, contando siempre con protagonistas que han pasado o pasan por etapas difíciles de su vida y que, de una forma u otra, acaban viéndose arrastrados a la ciudad fantasma de Silent Hill. Se trata de un ambiente y un tema muy característicos y específicos, con un trato interesante del terror, los traumas personales y la locura

Por su parte, Aventuras en la Marca del Este es un juego de fantasía heróica que recupera y adapta el sistema de juego clásico de Dungeons & Dragons. Su lanzamiento supuso un punto de inflexión para las nuevas generaciones, acostumbradas a sistemas complejos y un espíritu distorsionado del rol de mazmorras y heroísmo. Es de agradecer este retorno a los clásicos, aunque el juego no logra alcanzar el nivel de equilibrio y jugabilidad alcanzado por Advanced Dungeons & Dragons

Viendo esto y adoptando un aire crítico, es imposible no preguntarse: ¿Qué pinta un entorno de terror psicológico oscuro y sangre y óxido en un juego de fantasía heroica que suele ser todo lo contrario? Se trata de mezclar dos géneros opuestos y sin puntos en común, con lo que el resultado debe ser examinado con sumo cuidado. ¿Por qué? Hay que tener en cuenta que si tratamos de combinar dos ambientaciones y estilos completamente diferentes, el resultado final siempre se verá afectado de una forma u otra y no necesariamente para bien. En estos casos, si no se hace el trabajo con suma atención a los detalles, se puede caer en un quebrantamiento del espíritu de los géneros que queremos cruzar.

Análisis de la aventura
La aventura sigue la trama del primer juego de la saga Silent Hill. Los jugadores deben acudir en ayuda de John Samon, un mercader cuya hija ha desaparecido en una ladea fantasma olvidada llamada Villa Silencio que parece estar bajo el efecto de alguna maldición. Una vez que aceptan el trabajo, se les entrega un mapa para que sepan como ir hasta el lugar en cuestión y comienza la aventura en sí.

La trama se conduce de forma completamente lineal, haciendo que los personajes se vayan moviendo a través de una serie de localizaciones por el pueblo, con unos encuentros predeterminados. En cada uno de los lugares a visitar deben hallar una nueva pista tras recorrer un "dungeon" y superar diversos encuentros de diferentes dificultades con recompensas acordes a los enemigos a superar. Finalmente, en el último lugar a visitar, los jugadores logran dar con la niña y deben hacer frente al enemigo final. Si logran derrotarlo, podrán escapar de la villa maldita con la pequeña.

La linealidad de la aventura deja poco o ningún margen de acción a los jugadores, lo cual puede resultar frustrante, sobretodo teniendo en cuenta la simplicidad de los mapas y el hecho de verse conducidos de un lado a otro sin poder tomar otra opción. La única capacidad de decisión en cuanto a visitar un lugar u otro queda en una localización extra que se puede visitar si los jugadores logran descifrar una pista.

Los encuentros resultan descompensados para un grupo de jugadores habitual, a lo que hay que añadir un sistema de miedo implementado para recrear la atmósfera de terror. Éste puede suponer un handicap adicional demasiado grave si los dados no acompañan a los jugadores, por lo que la dificultad de la aventura se incrementaría bastante.

Conclusión
Perdida en Villa Silencio no es una aventura recomendable para jugadores novatos, ya que habría que formar un grupo muy grande de jugadores (5-8) de nivel 1 para tener una mínima garantía de poder completarla sin demasiadas bajas. Por la forma en que está configurada, sería necesario que hubiera varios clérigos y, al menos, un paladín en el grupo para así incrementar las posibilidades de éxito. Los encuentros son muy duros, aunque la recompensa es alta, pero los jugadores, especialmente los novatos o los que no formen un grupo compenetrado, pueden verse afrontando desafíos que resulten demasiado difíciles.

Por todo ello, esta aventura es recomendable para jugadores más experimentados y con personajes que estén por encima del nivel 1 que gusten del género de terror o de la saga Silent Hill. No debería usarse con aquellos que quieran hacer su primera aproximación al rol, ya que esta aventura por su temática y gran dificultad podría hacer que se echaran atrás y se formaran una imagen distorsionada de esta forma de ocio.