miércoles, 25 de septiembre de 2013

Books form the Crypt #34: El Increíble Hombre Menguante

Título: El Increíble Hombre Menguante
Título original: The Shrinking Man
Autor: Richard Matheson
Año: 1956
Género: Ciencia Ficción
Sinopsis:
Otro de los grandes clásicos de Richard Matheson, adaptado de manera brillante al cine, en el que nos vuelve a demostrar su habilidad para describir el enfrentamiento del hombre a situaciones desesperadas.
Scott Carey, un ciudadano vulgar y corriente, se percata un buen día que su estatura disminuye de modo progresivo. Impulsado por su enérgico temperamento, procura adaptarse a sus nuevas dimensiones. Pero inevitablemente su vida se convierte en una tragedia. Scott, nuevo Gulliver en el país de los gigantes, horrorizado de su destino, se aparta de su mujer y de su hija y lucha solo por la vida en un mundo de proporciones cada vez más gigantescas.
Enfrentado a peligros inimaginables, e impulsado por un férreo afán de supervivencia, Scott se prepara para ingresar en dimensiones desconocidas.

Crítica:
El increíble hombre menguante es una excelente muestra del talento y la imaginación de Richard Matheson, así como su capacidad de sorprender y maravillar con sus creaciones. Esta novela corta supone una revisión del concepto presentado por Jonathan Swift en Los viajes de Gulliver al hablar de las vivencias de su protagonista en la tierra de los gigantes. En este caso, la maestría de Matheson nos presenta a un hombre que, a causa de un extraño fenómeno, ve como su estatura va disminuyendo poco a poco. La historia se narra desde el momento en que Scott, el protagonista, mide apenas 10 cm., el sótano es un mundo nuevo y una viuda negra es un terrible enemigo al que debe hacer frente, contrastado con flashbacks que nos muestran como su vida y sus relaciones familiares van cambiando a medida que el va disminuyendo de tamaño.

Se trata principalmente de la historia de un hombre que, poco a poco, lo va perdiendo todo y debe hacer frente a una situación que escapa por completo a su control y para la que debe adaptarse. Sin embargo, su temperamento le hace optar por la ira, la desesperanza y el rechazo, provocando que su situación se vuelva más difícil. Con un ritmo de decrecimiento continuo, Scott debe hacer frente a un futuro cada vez más angustioso, en el que se le plantean cada vez mayores obstáculos. Esa montaña de dificultades, ese resistirse a dejar atrás su vida y adaptarse a sus nuevas circunstancias, queda reflejado metafóricamente en su particular duelo contra la viuda negra que le acosa constantemente. La araña y su particular insistencia en convertir al diminuto protagonista se convierten en un símbolo, la necesidad de Scott de hacer frente a su situación y asumir que no puede hundirse pese a haberlo perdido todo, que debe seguir luchando. Matheson, como ya hace en Soy Leyenda, da una magistral lección de símbolos, metáforas y emociones, adversidades y peligros que debe hacer frente y superar un hombre que se ha visto arrojado a una situación que le resulta insostenible. Como suele ser característico en la obra de este gran escritor, el final de la historia de este hombre menguante resulta sorprendente y tremendamente apropiado.

Esta historia es de lectura obligada para todos aquellos que hayan disfrutado con alguna de las obras de Matheson, así como una interesante recomendación para los lectores que busquen una historia sorprendente y humana.