martes, 1 de octubre de 2013

Liga de la Justicia: La Paradoja del Tiempo (2013)

Título: Liga de la Justicia: La Paradoja del Tiempo
Título original: Justice League: The Flashpoint Paradox
País: USA
Productora: Warner Bros. Animation / DC Comics
Director: Jay Oliva
Guión: James Krieg, basado en Flashpoint de Geoff Johns y Andy Kubert 
Reparto: (Voces de) Justin Chambers (Flash/Barry Allen), Kevin McKidd (Batman/Thomas Wayne), Michael B. Jordan (Cyborg/Victor Stone), C. Thomas Howell (Profesor Zoom/Eobard Thawne), Nathan Fillion (Hal Jordan), Ron Perlman (Capitán Deathstroke/Slade Wilson), Dana Delany (Lois Lane), Cary Elwes (Aquaman), Vanessa Marshall (Wonder Woman/Princesa Diana), Danny Huston (General Sam Lane), Sam Daly (Kal-El), Kevin Conroy (Batman/Bruce Wayne), Steve Blum (Lex Luthor/Capitán Marvel).

Sinopsis:
Tras un encuentro con los Rogues y el Profesor Zoom, Barry Allen se encuentra atrapado en una realidad alternativa distópica en la que la Tierra está siendo arrasada por una guerra sin cuartel entre Atlantis y las Amazonas de Temiscira dirigidas por Wonder Woman. Flash, sin poderes, deberá buscar la ayuda de otros héroes para restaurar la línea temporal correcta antes de que el mundo sea destruido.

Crítica:
Basada en la miniserie Flashpoint de Geoff Johns y Andy Kubert, esta película nos adentra en la temática de los viajes en el tiempo y las líneas temporales alternativas. En este caso, el protagonista es el segundo Flash, Barry Allen, que fue el Flash de la Edad de Plata, quien hizo su primera aparición fue en Showcase Nº 4 (septiembre-octubre de 1956), para acabar muriendo en 1985 durante las Crisis en Tierras Infinitas. Tras la muerte de Barry Allen, el título de Flash pasó a manos de Wally West.

Pero, historia de los super héroes aparte, esta película explota una de las características de la supervelocidad de Flash: su capacidad para viajar en el tiempo. En este caso, Barry Allen se encuentra atrapado en una línea temporal alternativa causada por un suceso en el pasado que alteró por completo el desarrollo de la historia. En esta línea, él nunca llegó a adquirir sus poderes, la Liga de la Justicia no existe y los héroes y villanos que él conoce han desarrollado sus carreras con diferencias que oscilan entre lo poco importante hasta lo abiertamente notable. Así vemos a un Cyborg con un cuerpo robótico mucho más grande, un Batman que es Thomas Wayne, ya que el que murió en el callejón fue su hijo Bruce, convertido en un justiciero vengador que no duda en matar, etc. El principal problema de esa línea temporal en la que se encuentra Barry, además de el hecho de que carece de poderes, estriba en que el mundo se encamina hacia la destrucción debido a una guerra sin cuartel que se desarrolla entre Atlantis y Temiscira, encabezadas ambas naciones por sus líderes: Aquaman y Wonder Woman.

La película aprovecha esta situación para describir un mundo paralelo completamente diferente al conocido por los seguidores de DC y que presenta versiones alternativas de muchos héroes, provocadas por un cambio que les ha hecho llevar vidas muy diferentes. A medida que Barry Allen trata de comprender que ha pasado y como solucionarlo, debe hacer frente a esta realidad que se aproxima a un apocalipsis global debido a la escalada armamentística de Aquaman, y en la que él no existe como héroe. Para ello debe buscar el apoyo de aquellos que conoce y con los que ha compartido experiencias. Mientras descubre que los cambios son mucho mayores de lo que esperaba, la trama se desarrolla presentando esta línea alternativa, revelando los orígenes de la guerra y el desarrollo de la misma. La acción se combina con los avances que hace Barry al descubrir todo lo que ha cambiado, y la guerra se muestra con total crudeza, mostrando batallas en las que los héroes se desenvuelven con soltura en la lucha y la muerte de sus enemigos. La película, pese a las escenas de acción y de guerra, muestra una trama con una carga dramática que se va desarrollando con fluidez, permitiendo al espectador involucrarse en el argumento y descubrir junto a Flash todos los cambios producidos y el origen y motivo de los mismos.

En conclusión, se trata de una interesante y amena película que explora la temática superheroíca a través de las paradojas y las líneas temporales alternativas, explorando la psicología de los héroes a través de su protagonista y los demás personajes que van surgiendo a su alrededor como secundarios. Hay escenas destacables ya sea por la crudeza con la que se producen las luchas y muertes o ya por como profundizan en los aspectos psicológicos y la personalidad de Flash y sus compañeros.