jueves, 12 de abril de 2012

Los Juegos de Rol

En 1974, con la publicación de Dungeons & Dragons por parte de la editorial TSR, nació en Estados Unidos un nuevo concepto de juego. En éste juego no había ni fichas, ni tablero, ni siquiera unas reglas estrictas; tan sólo se basaba en la interpretación, en el diálogo, la imaginación y la aventura. A ésta nueva modalidad de jugar, se le llamó “Juegos de Rol”. En un mundo cada vez más basado en la comunicación audiovisual, este nuevo tipo de juego conoció, extrañamente, un éxito sin precedentes, en especial entre el público juvenil. Hoy en día hay más de cuatrocientos juegos de rol diferentes por todo el mundo, redactados en más de una docena de lenguas.

En los juegos de rol o Role Playing Games, los jugadores adoptan un determinado papel o personalidad. Adoptan un rol diferente, interpretándo la conducta, emociones y acciones de un papel diferente al que desempeñan de forma habitual. Son formas de ocio que recuerdan a un teatro improvisado o una narración colectiva, ya que, aunque pueda existir una historia previa, los jugadores tienen un cierto grado de libertad a la hora de tomar decisiones y determinar el curso de acción que pretenden seguir.

Para jugar una partida de un juego de rol es necesario un grupo de entre 4 a 6 personas que se reúnen alrededor de una mesa. Para ayudarse durante el desarrollo del juego, cuentan con lápices, gomas, dados y hojas. De forma adicional y completamente opcional, se pueden incluir otros elementos para ayudar a crear mejor la atmósfera del juego y ayudar a los jugadores a introducirse en la misma.

Para el desarrollo de una partida, siempre hay un Director de Juego, DJ o Master. Éste es el encargado de organizar y presentar la historia a los jugadores, introducirles en el mundo de juego, meter en escena los distinos personajes con los que poder interactuar así como las misiones que deberan cumplir los jugadores para poder completar las aventuras propuestas por el Director de Juego.

El Director de Juego tiene un papel difícil, ya que debe preparar la historia, hacer que resulte interesante y atractiva a los jugadores, así como aplicar las reglas del juego, arbitrar en cualquier posible situación que pueda surgir y estar preparado para cualquier salida que puedan tomar los jugadores. Para ello, debe dominar el sistema de juego que vayan a usar, así como conocer de antemano y a conciencia la aventura, para así agilizar la partida y evitar en la medida de lo posible cualquier parón para consultar reglas o revisar detalles. Además, debe estar preparado para resolver los problemas que puedan surgir cuando los jugadores tomen rumbos de actuación que le obliguen a modificar detalles de la trama.

Los jugadores disponen de una Hoja de Personaje en la que se describe con una serie de estadisticas y datos las características físicas, mentales y sociales de su personaje, las habilidades, conocimientos y destrezas que domina, idiomas que habla, equipo que lleva, etc. Todo esto viene definido por el sistema de juego que usen para la partida y que el DJ explicará previamente a los jugadores si estos lo desconocen. Estos últimos jugarán la partida intrepretando a esos personajes que se les describe y que habrán creado.

Resumiendo, los Juegos de Rol nos permiten cumplir ese sueño que todos hemos tenido alguna vez al asistir a alguna proyección de cine y hemos sentido el deseo de ser los protagonistas y retomar sus acciones. Pues bien, eso es un Juego de Rol, interpretar un papel, pero la ventaja sobre el actor de cine, es que se tiene un guión menos rígido que el del actor, y que las acciones, palabras,... pueden cambiar el devenir del relato. En el juego se introduce un sistema de tiradas de dados para dar un cierto grado de aleatoriedad a las posibilidades de éxito en las acciones.

Tal y como se describen estos juegos, se trata de juegos cooperativos, donde nadie gana a nadie, sino que se juega en colaboración y conjuntamente. Al final, ganará el equipo si se ha cumplido la misión o perderá con toda seguridad si cada uno no presta su hombro a la tarea.

Aportaciones de los Juegos de Rol
Beneficios en la educación:
  • El juego, en general, es fundamental en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Como sabemos, a la hora de aprender, la base de la calidad se basa en la utilidad práctica que se capta del conocimiento. El juego nos permite acceder al conocimiento de forma significativa, pues convierte en relevantes, informaciones que serían absurdas de otra manera.
  •  La práctica ocasional de estos juegos en forma de taller guiado por un equipo pedagógico adecuado, en determinadas materias de la educación secundaria como Geografía e Historia, sería muy útil para memorizar, ya que por ejemplo, no es lo mismo estudiar el funcionamiento del gobierno del Imperio Romano que “practicar” y “ser” un senador discutiendo la política de invasión de las Galias o el gobierno de las provincias. Y también resulta mucho más ameno y fácil de recordar el nombre de aquella cadena montañosa cuando tienes que cruzarla para llegar a la capital.
  • Adentrándonos en la Educación Secundaria, el uso continuo de cálculos por averiguar el resultado de las acciones (las tiradas de dado se modifican en muchas ocasiones según varíe la metodología de dichas acciones) puede ayudar a mejorar el empleo del cálculo mental. Asimismo, cuando se organizan los datos para resolver el entramado de la partida, buscando información, tomando notas, elaborando esquemas de actuación y llevándolos a la práctica, favorecen muchos de los procesos imprescindibles a la hora de aprender.
  • Otra gran aportación de estos juegos para beneficiar el desarrollo educativo, es la grandísima promoción de la lectura como medio lúdico y recreativo, lo que a la larga favorece la creación de hábitos que nos ayudarán a superar muchas de las dificultades que surgen en los estudios como consecuencia de una deficiente lectura comprensiva, por falta de motivación.
  • Otro aspecto que ayuda a desarrollar los juegos de rol es la gran riqueza expresiva. Con estos juegos se desarrolla una gran riqueza de vocabulario, otro de los grandes déficit que suele ser origen del fracaso escolar. 
Aportación a determinadas actitudes:
  • Al desarrollo de la empatía y la tolerancia: mediante estos juegos se puede aprender a meterse en la piel de “otro” y empezar a plantearnos qué sienten los demás en situaciones que pueden sernos ajenas en un principio.
  • A la socialización: el Juego de Rol fomenta el apoyo mutuo y la relación en términos de igualdad. No se trata de juegos competitivos sino cooperativos.
Aportación para un buen estado de salud mental:
Los psicólogos y los psiquiatras utilizan técnicas de juegos de rol en algunas terapias. Este tipo de juegos pueden ayudar a cambiar una actitud o a corregir comportamientos indeseables en los pacientes, a diferencia que para estos casos, la situación está más controlada y el profesional no introduce la aleatoriedad de los dados.
 Según Jennifer Wilkes de la organización CAR-Pga (Comité para el Progreso de los juegos de rol) tras unas investigaciones, para encontrar si existe alguna correlación entre jugar a estos juegos y determinadas patologías, o efectos en la personalidad de los jugadores, en ninguno de estos estudios se encontró correlación alguna y llegaron a la conclusión de que los jugadores son un grupo de población completamente normal. Los resultados fueron los siguientes:
  • Los juegos de rol de fantasía han servido para ayudar a grupos de niños entre ocho y nueve años socialmente inadaptados y así desarrollasen habilidades de cooperación mutua.
  • Tras pasar un test de personalidad en jugadores habituales a este tipo de juegos, no se encontró ninguna desviación de la personalidad, con la posible excepción de un incremento en el factor Q1 (inclinación a la experimentación, liberal, librepensador)
  • Los resultados obtenidos de la investigación sobre el valor de los juegos de rol de fantasía como estrategia para desarrollar la escritura creativa de los niños, demuestra un desarrollo en alumnos de Primaria y Secundaria en la habilidad de escritura, vocabulario y organización de estructuras verbales. Incidentalmente se detecta un incremento de la socialización por parte de algunos estudiantes tímidos.
  • Se usaron cuestionarios y test de factores de la personalidad para evaluar a jugadores y a no jugadores, y no se encontraron diferencias, a excepción de una puntuación significativamente más alta entre los no jugadores de cierta tendencia al “psicotismo” (que se relaciona con la criminalidad). Sin embargo, este rasgo no se puede medir con total fiabilidad y su relación con el comportamiento criminal no está confirmada, así que no se puede extraer una conclusión acerca de los posibles beneficios de los juegos de rol. Los investigadores especulan que la persistente imagen negativa sobre estos juegos proviene de no haber oído nada sobre el juego aparte de las noticias alarmistas de la prensa.

Los 7 Mitos sobre los Juegos de Rol
  1. El jugador y el personaje son la misma persona. En contra de este mito se decir que todas las acciones que ejecuta el personaje son imaginarias y no existen en el mundo real. Posiblemente, este es el error más común sobre los juegos de rol.
  2. Los juegos de rol enseñan a los jugadores cómo lanzar hechizos. La magia que se usa en los juegos de rol es enteramente una simulación. Existe sólo en el mundo del juego y no trasciende al comportamiento habitual.
  3. En el juego de rol hay ganadores y perdedores. A diferencia de otros tipos de juegos, los juegos de rol no tienen normalmente ganadores o perdedores claramente definidos. En lugar de eso son un trabajo en equipo.
  4. Los juegos de rol ensalzan la violencia. Aunque el combate existe en la mayoría de estos juegos, nunca se presenta como la respuesta a todo.
  5. Los juegos de rol inducen a comportamientos obsesivos. Este mito se debería tratar como un pasatiempo que tiene el potencial de hacer lo que pretende: hacer que pase el tiempo de forma agradable. La responsabilidad personal y la madurez son lo que aquí importa. Jugar al rol no es una afición más obsesiva que cualquier otra, simplemente involucra más a la inteligencia que la mayoría de los hobbies.
  6. Los juegos de rol convierten a la gente en criminales. Esta es una idea absurda porque en los crímenes cometidos “por los juegos” existen muchos factores psicológicos de fondo.
  7. Los juegos de rol inducen al suicidio. El Centro para el Control de Enfermedades, el departamento de Suiciología y la Universidad Albert Einstein tienen otra opinión al respecto. Tras una investigación exhaustiva de los juegos de rol estas tres instituciones no han encontrado conexión entre los juegos y el suicidio. De hecho, y de acuerdo con sus propias cifras, la tasa de suicidio entre las personas que juegan a juegos de rol es mucho menor que la media de otros grupos.

Conclusión
Los juegos de rol son una forma de ocio alternativo divertida y entretenida. Al contrario que otro tipo de actividades lúdicas y juegos, no fomentan la competitividad y pueden ser practicados por personas de prácticamente cualquier edad. Además, debido a la gran diversidad de títulos, géneros y sistema de juego existentes, se pueden hallar juegos al gusto de cualquiera, por lo que esta amplia oferta ayuda a que cualquiera pueda encontrar un hueco en este mundo.