lunes, 23 de abril de 2012

10 comics de imprescindible lectura


He aquí una lista con 10 de las mejores obras del comic, diez obras maestras creadas por unos autores y dibujantes en estado de gracia que nos han legado algunas de las páginas más destacadas y memorables de este medio. Cada uno de estos títulos ha marcado época por alguna u otra razón, cada uno tiene una temática diferente abordada desde diferentes perspectivas, pero todas coinciden en algo: son obras maestras, iconos de la historia del cómic que vale la pena leer y conocer.
  • Watchmen. Alan Moore (Guión) y Mark Waid (Dibujo). La acción de Watchmen se desarrolla en el año 1985, en el marco de una ucronía en la que los Estados Unidos están a punto de entrar en una guerra nuclear con la Unión Soviética. En este escenario, se relata la historia de un grupo de superhéroes del pasado y del presente y los hechos que rodean el misterioso asesinato de uno de ellos. Watchmen presenta a los superhéroes como gente corriente que debe enfrentarse a sus propios conflictos éticos y a sus problemas personales, que lucha contra sus trastornos y fracasos y que, con la notable excepción del Doctor Manhattan, carecen por completo de superpoderes.
  • V de Vendetta. Alan Moore (Guión) y David Lloyd (Dibujo). La historia está ambientada en Gran Bretaña durante un futuro cercano y tras una guerra nuclear parcial, con gran parte del mundo destruido. En este futuro, un partido fascista ostenta el poder en el Reino Unido. Un misterioso anarquista revolucionario apodado "V", oculto tras una máscara de Guy Fawkes, empieza una elaborada y violenta campaña con el fin de derrocar el gobierno e incitar a la población a adoptar una sociedad anarquista.
  • Kingdom Come. Mark Waid (Guión) y Alex Ross (Ilustración). Kingdom Come plantea una humanidad repleta de metahumanos (seres con superpoderes), los cuales utilizan sus habilidades para su beneficio o para aplicar una forma distorsionada de justicia. Esto los enfrenta con los miembros de la Liga de la Justicia, contando la nueva generación y el apoyo de los héroes originales: Superman, Wonder Woman, Batman, Linterna Verde (Alan Scott) y Flash, entre otros, que regresan después que una explosión nuclear destruyera Kansas (el hogar de Superman) este hecho los devuelve a la palestra en medio de una nueva sociedad de villanos liderada por Lex Luthor y las Organización de las Naciones Unidas en contra de los metahumanos.
  • El Incal. Alejandro Jodorowsky (Guión) y Moebius (Dibujo). John Difool es un detective de poca monta que con la ayuda del extraño pájaro que tiene como compañero será capaz de moverse en el terreno de la metafísica. Sus indagaciones les llevarán por un mundo de aventura heroica y símbolos en el que el objetivo será alcanzar la realización personal a través de la iluminación.
  • La Casta de los Metabarones. Alejandro Jodorowsky (Guión) y Juan Giménez (Ilustración). La primera aparición de un Metabarón (cronológicamente el último de los Metabarones) fue en mayo de 1981 en la serie de cómics El Incal donde era un personaje secundario. Esto fue seguido por una serie de precuelas que despejaban el origen del personaje, presentado como la narración del robot Tonto a otro robot, Lothar, sobre los logros de su amo. La serie ocurre a lo largo de varias generaciones y es la crónica de la vida de cinco Metabarones. Las historias se caracterizan por la ciencia fantástica en una escala épica, un telón de fondo para una obra que cita a la tragedia griega. Las historias están fuertemente influenciadas por el universo presente en la serie de novelas de Dune de Frank Herbert.
  • El Eternauta. Héctor Germán Oesterheld (Guión) y Francisco Solano López (Dibujo). La historia comienza con un guionista de historietas, el propio Oesterheld, que en un ejercicio de metaficción se utiliza a sí mismo como personaje. Su participación en la historia consiste en escuchar la historia que le es relatada por Juan Salvo, el "Eternauta", un hombre que se materializó de pronto en su casa, quien, además de los eventos, habla también de sus propias impresiones y análisis de los sucesos que van teniendo lugar en la historieta.
  • From Hell. Alan Moore (Guión) y Eddie Campbell (Dibujo). Obra en la que se especula acerca de la identidad y motivaciones del enigmático asesino Jack el Destripador. Su título procede de las primeras palabras de una carta anónima que fue enviada a la prensa en 1888, simultáneamente a los crímenes, y que pudo haber sido escrita por el propio asesino. La obra está minuciosamente documentada para proporcionar verosimilitud a la historia.
  • Maus. Art Spiegelman (Guión y dibujo). En Maus Art Spiegelman narra la historia real de su padre, Vladek Spiegelman, judío polaco, durante la Segunda Guerra Mundial, así como las complicadas relaciones entre padre e hijo durante el proceso de elaboración de la historieta, ya en Estados Unidos, donde llegaron los padres de Art tras la guerra. La historia se desarrolla por una parte en Rego Park (Nueva York), donde Vladek Spiegelman cuenta su historia a su hijo Art, que está desarrollando un cómic. Y en los flash-backs de Vladek donde narra sus vivencias durante la guerra. Según Rosa Planas, "es una obra capital sobre el Holocausto por muchos motivos: la originalidad del tratamiento en forma de historias imbricadas, el uso del flash-back, el medio escogido (el cómic) y también el carácter de fábula que comporta el hecho de que los protagonistas sean animales que escenifican comportamientos humanos".
  • Contrato con Dios. Will Eisner (Guión y dibujo). Obra indispensable del maestro Eisner. El concepto de novela gráfica, tan en boga últimamente, nació con este genio del arte secuencial. Publicada en 1978, “Contrato con Dios” reúne cuatro relatos situados en el Bronx neoyorquino de la Depresión. Cuatro emocionantes historias humanas protagonizadas por gente sencilla en el Nueva York de los años treinta. Un trabajo revolucionario con personajes llenos de vida.
  • Predicador. Garth Ennis (Guión) y Steve Dillon (Dibujo). Predicador cuenta la historia de Jesse Custer, un predicador en el pequeño pueblo tejano de Annville. La historia comienza cuando Custer es poseído accidentalmente por un criatura sobrenatural llamada “Génesis”, un incidente que provocaría una explosión que acabó con toda la feligresía que estaba en esos momentos escuchando a su predicador y con la propia iglesia. Génesis, producto de la prohibida unión entre ángel y demonio, es como un niño sin sentido de voluntad individual. Sin embargo, al estar compuesto por divinidad pura y maldad pura, podría tener poder suficiente como para rivalizar con el de Dios. En otras palabras, Jesse Custer, unido a Génesis, se convierte en el ser más poderoso de la Creación. Custer, que tiene un alto sentido de lo que está bien y lo que está mal, emprende un viaje por todos los Estados Unidos tratando de encontrar a Dios (literalmente), el cual abandonó su lugar en el Cielo en el momento en que Génesis nació. También empezó a descubrir la verdad sobre sus nuevos poderes, que le permiten ordenar ser obedecido sin discusión por cualquiera que escuche su voz. A él se le unen su antigua novia, Tulip y el alcohólico vampiro irlandés Cassidy.