viernes, 13 de abril de 2012

Grecia, El Juego de Rol

Grecia, el Juego de Rol es una apuesta interesante del mundo de rol amateur hispano. Se trata de un juego de rol ambientado, como su propio nombre indica, en la antigua Grecia, pero orientado desde el punto de vista fantástico-mitológico. ¿Y esto que quiere decir? Sencillo, Grecia nos permite emular las aventuras y hazañas épicas de los héreos de la mitología clásica a través de un sistema de juego sencillo, ágil y que da mucha libertad tanto al director de juego como a los jugadores.

Reviviendo la Antigua Grecia
Aunque enfatiza el aspecto fantástico, Juan Carlos Morello, su autor, no olvida el trasfondo histórico. El manual básico (cuya última versión es la 2.1) nos introduce en la Antigua Grecia a través de una información previa que nos permite adentrarnos en la vida diaria de los pueblos helénicos y sus creencias y panteón. Esta introducción, lejos de ser exhaustiva y detallista al extremo, es ligera y fácil de leer, pues no se trata de un juego con un trasfondo histórico estricto y cerrado. Sin embargo, la información aportada es suficiente para tener una base con la que trabajar. Cualquier director de juego o jugador que quiera adentrarse más en este tema no tendrá dificultad en ampliar sus conocimientos a través de internet o en cualquier biblioteca, donde es fácil encontrar información sobre Grecia, su historia y mitos. Por supuesto, obviamente hay que obviar algunos nefastos ejemplos, como pueden ser la saga de videojuegos God of War o recientes películas "ambientadas" en este periodo y mitología.

Héroes y Dioses sistematizados
Grecia ofrece un sencillo sistema de juego basado en dados de 10 caras y con una serie de atributos que permiten generar de forma rápida y fácil héroes dispuestos a vivir aventuras y desafiar a los peligros a mayor gloria propia y del dios que les otorga su favor. Pues hay que tener en cuenta que, al igual que pasa en la mitología clásica, en este juego de rol los Dioses Olímpicos tienen un papel importante. Cada héroe está patrocinado o bendecido por un dios que le otorga sus favores y al que debe servir cuando éste lo requiera. Esto puede implicar tener que enfrentarse a servidores de otros Olímpicos, agentes independientes o a cualquier amenaza que pueda surgir. Aunque pueda parecer que a primera vista Grecia es uno más entre la amplia y multitudinaria oferta de juegos de rol de fantasía que se reducen a meros saja-rajas, este juego nos permite una mayor libertad. Obviamente, una partida o campaña puede reducirse a una simple exploración de ruinas, cuevas, templos abandonados y demás lugares donde masacrar seres mitológicos y coleccionar objetos forjados por los dioses con los que obsequian a sus héroes. De hecho, las aventuras ya publicadas tienen un alto componente de acción, aunque este juego puede dar más de sí. Las aventuras de los héroes griegos de la mitología son básicamente acción pura y dura, pero el juego nos da la libertad de emplear un poco más la cabeza y plantear a los jugadores otro tipo de desafíos.

Esto se puede entender así gracias a que el sistema de juego que posee, además de sencillo e intuitivo, permite al director de juego orientar la partida en una dirección u otra sin merma de la jugabilidad. Por ello, se pueden explotar recursos como las intrigas políticas entre los gobernantes de las Polis griegas, pugnar en conflictos y venganzas entre los dioses y sus emisarios o, simplemente lanzarse a emular algunos de los mitos.

Conclusión
Grecia, el Juego de Rol, es un producto digno de atención. Con una maquetación sencilla y escrito de forma amena y fácil de leer (aunque hay algunas errores y fallos en su texto), que permite dar nuevos horizontes a aquellos que deseen vivir aventuras en la Antigua Grecia, ya sean aficionados al saja-raja en mazmorras o busquen una experiencia diferente, reviviendo los tiempos de los héroes y recordando el Age of Mithology. En general es un buen trabajo que demuestra que el rol independiente sigue siendo un punto de inflexión y un referente en el panorama friki español, luchando así contra las practicas monopolistas y capitalistas de las grandes editoriales.