lunes, 30 de marzo de 2015

Chappie (2015)

Título: Chappie
Título original: Chappie
País: Estados Unidos
Productora:  Alpha Core / Columbia Pictures / LStar Capital
Director: Neill Blomkamp
Guión: Neill Blomkamp, Terri Tatchell
Reparto: Sharlto Copley, Dev Patel, Hugh Jackman, Sigourney Weaver, Jose Pablo Cantillo, Miranda Frigon, Brandon Auret, Sean O. Roberts, Ninja, Yolandi Visser, Robert Hobbs, Dan Hirst, Eugene Khumbanyiwa, Paul Hampshire, Kevin Otto
Sinopsis:
En un futuro próximo, una opresiva fuerza policial mecanizada es la encargada de patrullar el crimen. Pero el pueblo se está revelando contra ello. Cuando Chappie, un policía androide, es robado y reprogramado, se convierte en el primer robot con la capacidad de pensar y sentir por sí mismo. Esto hace que fuerzas poderosas y destructivas empiecen a percibir a Chappie como una amenaza para la humanidad y el orden, y no se detendrán ante nada para mantener el status quo y asegurarse de que Chappie sea el último de su clase. (LABUTACA.NET)

Crítica:
Chappie es una película de ciencia ficción del director Neill Blomkamp que se centra en el tema de la Inteligencia Artificial. La posibilidad de crear una nueva inteligencia dotada de consciencia y vida propia es un tema que se puede rastrear a lo largo de la historia con diferentes aspectos. Algunos de los más característicos son la leyenda del Golem, el Frankenstein de Mary Shelley, las historias cortas de robots de Isaac Asimov, la saga de Terminator y el manga Ghost in the Shell de Masamune Shirow. En el caso de Chappie nos encontramos con un futuro próximo distópico en el que el alto nivel de actividad criminal en la ciudad de Johannesburgo y la elevada tasa de mortalidad en la policía que ello provoca hace que se incorporen a las fuerzas de seguridad unos robots llamados "Scouts" con una inteligencia artificial básica creados por la corporación Tetravaal. Sin embargo, el creador de estos androides, Deon Wilson, no está contento con su trabajo y quiere ir más allá: su objetivo es crear una inteligencia artificial autoconsciente. De esta manera nos encontramos con una historia que al igual que Pinocho o Cortocircuito (Dir. John Badham, 1986), nos muestra a una criatura artificial dotada de consciencia de sí mismo y que debe aprenderlo todo desde el comienzo, como si se tratara de un niño.

Con esta premisa se situa al "recién nacido" Chappie en el seno de una familia disfuncional al ser secuestrado por una banda criminal. Se encuentra con una "madre" (Yolandi Visser) que lo cuida y se encariña con él y un "padre" (Ninja) obsesionado con convertirlo en un gangster para usarlo como ayuda para cometer un atraco a un furgón blindado. Chappie tiene elementos muy emotivos y personajes con los que empatizar, convirtiéndose en una especie de cuento de hadas moderno. De esta forma Neil Blomkamp elabora una nueva visión de Pinocho, un moderno Frankenstein que no se ve rechazado por su creador, pero que se encuentra en un entorno duro y que debe aprender, en ocasiones por las malas que la vida puede ser realmente dura. Sin embargo, pese a las difíciles situaciones con las que se topa, siempre tiene el amor de su madre y la preocupación de su creador, que trata de ayudarle, pese a la mala influencia que sobre el joven androide ejerce su padre.

Deon ejerce como un dios creador para Chappie, como el Dr. Frankenstein para su criatura, al haberle dado vida, sin embargo, al contrario que el médico de Shelley, trata de ayudar a su creación, empatiza con ella y se muestra benévolo con el fruto de su trabajo. Como contrapartida a Deon, encontramos a Vincent (Hugh Jackman), creador de un androide más grande y poderosamente armado llamado MOOSE (Buey en la versión española, aunque la traducción correcta sería alce), que no dispone de inteligencia artificial y que es manejado de forma remota por un piloto con un neurocasco que conecta a través del pensamiento al operador con la máquina. Sin embargo, debido a que su proyecto es demasiado costoso y aparatoso, es rechazado, lo que le convierte en la némesis de Deon y sus Scouts.

Como ya he comentado más arriba, Chappie es un moderno cuento de hadas, una historia con un final agridulce y un desarrollo que invita al espectador a empatizar con los personajes. Esta curiosa fábula sobre la inteligencia artificial y la creación de vida nos muestra otra perspectiva sobre el tema, que, aunque no sea novedosa (resulta una especie de reestructuración de Pinocho o Cortocircuito), si que se muestra atractiva por su desarrollo y su emplazamiento en un futuro próximo de corte distópico. Chappie es una historia amena, emotiva, que habla sobre la responsabilidad de los padres hacia sus hijos, de la importancia de su educación, de la importancia de crear una nueva vida y lo que ello implica. Es una historia que no está pensada para ser un thriller de ciencia-ficción lleno de acción continua, sino para invitar al espectador a disfrutar de una trama más reflexiva, más empática, por lo que no gustará a aquel que prefiera un cine más cargado de tiroteos y explosiones.