viernes, 6 de marzo de 2015

Books from the Crypt #65: Acero del Rey

Título: Acero del Rey
Autor: Manuel V. Segarra
Año: 2003
Género: Histórica
Sinopsis:
Julio de 1575. La guarnición de la fortaleza de Lo Cap de L´Aljub, en la Gobernación de Orihuela, se ve sacudida por dos acontecimientos: el asesianto de uno de los soldados y la llegada del oficial del virrey de Valencia. Vespasiano Gonzaga, con la misión de levantar informes sobre el estado de la fortaleza. A esto se añaden noticias sobre el avistamiento de velas corsarias bereberiscas en las cercanías. Este es el inicio de Acero del Rey, una novela en la que se dan cita soldados, prostitutas, nobles, gentes de todas clases que dan forma a lances y amoríos, bajo la amenaza constante de las incursiones corsarias y aderezados, además con una pizca de intriga. Todo ello para ofrecer una imagen de lo que fue el S.XVI en España, pero desde la perspectiva de una oscura guarnición en uno de los rincones del levante peninsular.

Crítica:
Acero del Rey es una novela histórica que trata sobre la que fue durante los siglos de hegemonía española, la maquina militar más potente y temida en Europa: los tercios españoles. Conformados por soldados de infantería de origen humilde, los tercios se convirtieron en el equivalente a las legiones del imperio romano, un ejército prácticamente imparable al servicio de su nación que convirtió un país del sur de Europa en una potencia mundial en el ámbito militar. Los soldados de los tercios, que mantuvieron el esfuerzo bélico español pese a la desastrosa situación económica que hacía que los salarios siempre les llegaran con un retraso que en ocasiones fue de años, siempre se veían relacionados con prostitutas, taberneros y demás individuos que proliferan en torno a los ejércitos. Esta novela es un homenaje a aquellos hombres que lucharon contra los enemigos de España. Lejos de la habitual narrativa heroica de grandes personajes y momentos históricos clave, que tanto abunda en el género histórico, narra las vivencias de una fortaleza de poca importancia en los grandes acontecimientos. Sita en lo que hoy en día es la población de Santa Pola, esta guarnición sirve como escenario para los acontecimientos de la novela: el asesinato de un soldado mujeriego, la visita de un veedor del Virrey de Valencia que se convierte en fuente de problemas y un ataque berberisco, tan común en aquella época. De esta forma, "Acero del Rey" retrata el siglo XVI español desde la perspectiva de los soldados y los hombres y mujeres de baja condición social que viven en torno a la fortaleza de Lo Cap de l'Aljub.

El título de la novela, "Acero del Rey", hace referencia al temple que mostraban ante los enemigos. Tal y como se dice en varias ocasiones en la novela "estos hombres son de acero", ya que, pese a sentir miedo ante la batalla, no se dejaban dominar por él y luchaban con tesón sin importar contra quien se enfrentaran. Por supuesto, aunque la novela está escrita en honor de estas tropas, a las que deja en buen lugar, no olvida que no todo fueron luces, y que los siglos de hegemonía del imperio español, el imperio en el que no se ponía el sol, fueron tiempos duros, con hombres y mujeres que tenían que sobrevivir como pudieran a ellos. Con la permanente amenaza de la Inquisición, las posibles revueltas de moriscos, los ataques de piratas berberiscos y las guerras religiosas contra los luteranos, los soldados de los tercios y el pueblo llano tenían que salir adelante, con todo lo que ello implicaba.

Acero del Rey es una novela de género histórico hábilmente construida, narrada sin florituras y de manera sencilla y amena. Este título se aleja de la grandilocuencia que caracteriza a otros títulos del género, que se amparan en narrar momentos destacados y usar personajes importantes de la historia para dar mayor peso a la novela. Acero del Rey se asienta en una trama bien construida, con unos personajes que se presentan con elegancia y que representan a individuos característicos del periodo en que se ambienta. Además, el libro está salpicado de pequeñas reseñas de documentación histórica, que ayudan al lector a conocer mejor la organización y características de los tercios, así como del escenario en donde se desarrolla: la fortaleza de Lo Cap de l'Aljub. En conjunto, Acero del Rey es una novela hábilmente construida, que entrelaza tres tramas: la investigación del asesinato, los problemas relacionados con la visita del veedor y el ataque berberisco con sus consecuencias. Todo ello con una narrativa sencilla que engancha al lector y elabora un resultado final satisfactorio y ameno, que deja satisfecho tanto al aficionado al género como a aquel que quiera introducirse en el mismo.