viernes, 26 de septiembre de 2014

Envenenado + Fantasmas Asesinos


Envenenado: Un juego de rol de piratas

En este año de nuestro Señor de 1701 terminó la sangrienta carrera del pirata Capitán Jonathan Abraham Pallor, también conocido como Azufre Jack.

No murió en la horca, ni por la espada, ni partido en dos por una bala de cañón. Murió envenenado por su cocinero, un asesino a las órdenes del Rey.

Esto es lo que a continuación pasó.

Envenenado es un pequeño juego de apenas 64 páginas que presenta una situación inicial y las reglas necesarias para que todo acabe en una más que probable catástrofe.

Por favor, para adultos.

Consta de un libreto de 64 páginas. Necesitarás amigos, papel, lápiz y dados de 6 caras.

Envenenado es un juego de rol de piratas que creó D. Vincent Baker antes de Apocalypse World, y que publica conBarba en España junto con Fantasmas Asesinos.

Ambientado en el año 1701, en plena época dorada de la piratería, Envenenado es un juego de mecánica simple en la que la interpretación y la narración tienen un gran peso. Los jugadores forman parte de la tripulación de un barco pirata, La Daga, un balandro dañado y cuyo capitán acaba de morir envenenado por el cocinero de a bordo. Además, el asesino les informa que un barco militar inglés, el H.M.S. Perseverante, a partido con la misión de interceptarlos y capturarlos. Con estos hechos consumados es como comienza la partida. Los jugadores deben enfrentarse a esta situación y tomar las riendas, eligiendo un nuevo capitán y buscando la mejor forma de resolver los problemas que les acechan.

En Envenenado, los jugadores tienen una gran libertad de actuación y soportan parte del peso organizativo que recae normalmente sobre el director de juego. Esto es debido a que éste último tan sólo se encarga de ir creando las amenazas, problemas y oportunidades (Crueles fortunas) que deben superar los jugadores, de forma similar a los Frentes de Apocalypse World. Como uno de los jugadores será el capitán del barco, éste debe decidir sobre el rumbo a tomar, avituallamiento, cuando cazar una presa (atacar un barco, una fortaleza o un pueblo o ciudad), cuando desembarcar para dar un descanso a la tripulación, reparto del botín, etc. Todo ello, por supuesto, guiando a una tripulación pirata que se rige por una de las forma más abiertas de democracia asamblearia.

Por supuesto, el juego puede ser conducido como una partida de piratas al estilo más aventurero y romántico de "Piratas del Caribe" o las clásicas películas de piratas, aunque el tono del mismo se ajusta más a un entorno más realista desde el punto de vista histórico. Los piratas no eran románticos ni caballerosos aventureros, eran bandas de saqueadores sin escrúpulos y este juego refleja eso muy acertadamente.

En cualquier caso, además de las propias referencias que da el manual, como las películas Master & Commander: Al otro lado del mundo, Piratas del Caribe o Piratas, de Roman Polanski, también es recomendable empaparse del ambiente náutico de los relatos marítimos de William Hope Hodgson, que pueden servir para dar más riqueza a las partidas. Envenenados es un curioso juego que puede dar mucho de sí para jugar en la época de los piratas y que agradará a los conocedores de otros juegos de D. Vincent Baker y a los aficionados al género.

Fantasmas asesinos

La historia de un explorador urbano que intenta escapar de los sótanos embrujados de una fábrica abandonada.

2 jugadores, 20-60 minutos, intenso terror.
¿Se puede escapar de los fantasmas asesinos? (lo dudo)

Fantasmas asesinos es un pequeño juego para 2 jugadores: el jugador y el Maestro de ceremonias (MC). Cada uno cuenta con un libreto estructurado como un libro juego, y una misión concreta: escapar o evitarlo.

Como jugador usarás tu libreto e ingenio contra el libreto del MC y su enrevesada, asesina y sangrienta imaginación.

Consta de 2 libretos de 32 páginas. Necesitarás a otra persona y una baraja francesa.

Otra creación de D. Vincent Baker, escrito tras la creación de Apocalypse World, y publicado por conBarba junto a Envenenado. Ambos juegos se presentan en una única caja de tamaño A6 (cuarto de folio).

Fantasmas asesinos es un juego de rol de terror con una estructura y planteamiento curiosos y originales. La premisa del mismo es bastante sencilla: el jugador es un explorador urbano que se adentra en una vieja fábrica abandonada cuyos sótanos están embrujados. Para ganar, el jugador debe sobrevivir a los fantasmas y escapar o ayudar a que resuelvan sus asuntos inacabados y partan hacia su eterno descanso. Por su parte, el Maestro de ceremonias (MC) gana si logra crear fantasmas tan aterradores que llegan a asustar y si deja preguntas inquietantes sin respuesta. Por supuesto, las condiciones de victoria de jugador y MC no tienen porque ser mutuamente excluyentes y ambos pueden ganar si se cumplen las condiciones requeridas.

Este juego está estructurado en dos libretos, uno para cada jugador, que se utilizan igual que un libro juego. El MC tiene las páginas impares y el jugador las páginas pares. Cada decisión que tome el jugador le hará desplazarse hasta una página determinada o hará que el MC se mueva en su libreto, presentando al jugador nuevos desafíos. Como elemento del azar y para ir midiendo el avance en la historia, se usa una baraja francesa a la que se extraen los comodines y de la que ambos jugadores irán robando para formar una mano. Las cartas tienen funciones y significados diferentes para cada uno y, mientras que el jugador tiene que mostrar su mano, el MC la mantiene oculta. De esta forma, con este elemento de aleatoriedad y un uso constante de la narración, se crean partidas en las que la interpretación y la atmósfera adquieren mucho peso sin que sea necesaria ninguna preparación previa. Esa es una de las ventajas de este juego: para empezar a jugar, se baraja el mazo de cartas, se sitúa entre ambos jugadores y cada uno coge un libreto y empiezan a leer. Simplicidad, sencillez y originalidad de planteamiento y mecánica.

Este juego no requiere ningún tipo de experiencia previa en los juegos de rol, tan sólo gusto por las historias de terror y ganas de jugar. La principal desventaja del mismo es su baja rejugabilidad, ya que sólo tiene dos posibles papeles: jugador y MC, por lo que una vez concluida la partida, para volver a jugar simplemente hay que intercambiarse los libretos. Pero más allá de eso, requiere buscar una nueva pareja con la que iniciar una nueva partida. Sin embargo, pese a esta tara, Fantasmas asesinos es un excelente título para los aficionados al terror y que puede proporcionar historias sumamente interesantes y aterradoras.