viernes, 13 de julio de 2012

Yo, Morlock #15: Carta abierta a la diputada del PP Andrea Fabra

Señora Doña Andrea Fabra:

Le escribo en referencia a su actitud en el Congreso durante los anuncios de los últimos recortes por parte del Presidente del Gobierno. Como usted ya sabrá, España es un país libre y democrático, al menos en teoría, por lo que la libertad de expresión es uno de los pilares de nuestra sociedad. Sin embargo, caer en el insulto y el desprecio hacia un importante sector de la ciudadanía, el de los desempleados, es bajo, ruín y zafio. Su grito de "¡Que se jodan!" se ha hecho tristemente famoso, por lo que sería de esperar una disculpa por su parte y que presentara la dimisión de su cargo por demostrar una total falta de profesionalidad, humanidad, empatía y conciencia.

Pero de casta le viene al galgo, y siendo usted hija del también tristemente celebre Carlos Fabra, cuyo apellido parece estar firmemente ligado a la historia política y del poder en Castellón, es normal que se haya mostrado tan abiertamente insultante en el Congreso. Imagino también que, al sentirse arropada por el anonimato que representa ser una más en el amplio grupo parlametnario popular, pensó que nadie se daría cuenta. Está claro que sus compañeros de partido no iban a decir nada en su contra, pero las cámaras han obrado cual ojo que todo lo ve y han desvelado al mundo su improperio.

Señora Fabra, sepa usted que los parados en España son 6.000.000 (seis millones), una cifra importante de la población activa que se ve obligada a cobrar la prestación económica que tan alegremente recorta el gobierno. Y no viven del paro por gusto, sino por obligación, víctimas de una nefasta política de empleo que se inauguró en la anterior legislatura y que ustedes han empeorado con la instauración del neofeudalismo con su reforma laboral y el hacer oídos solo a la CEOE. Sepa también que provocar a seis millones de ciudadanos no suele ser buena idea, pues cuando salga usted a la calle, pueden hacerle mención de la profesión de su madre (hija de puta), confundirla con el ganado caprino (cabrona) o hacerle una demostración práctica de las tácticas que usa la policía para disolver manifestaciones. Entiendame, yo, como parado de larga duración, estaría encantado de someterla a los tratamientos mencionados, pero creo que lo mejor es advertirla de que debe ser consciente de que sus actos tienen consecuencias, que sus palabras han sido escuchadas y no han gustado, y que la gente se halla crispada gracias a las medidas que usted aplaude. Por ello, le recomiendo que ande con cuidado, sea prudente y haga uso de la humanidad, la empatía y la conciencia, cualidades que tal vez usted desconozca, pero que debería poner en práctica.

Sin otro particular, se despide de usted

José Mª Quinto / Harvey Z. Pickman

P.D.
Para aquellos interesados en comunicarse con la diputada Andrea Fabra y comunicarle su opinión e ideas con respecto a su famosa frase, pueden hacerlo a través de este mail
 andrea.fabra@diputada.congreso.es