miércoles, 12 de noviembre de 2014

Matango (1963)

Título: Matango
Título original: Matango (Attack of the Mushroom People) (The Fungus of Terror)
País: Japón
Productora: Toho Company
Director: Ishirô Honda
Guión: Masami Fukushima, Shinichi Hoshi, Takeshi Kimura, Sakyo Komatsu (Historia: William Hope Hodgson)
Reparto: Akira Kubo, Kumi Mizuno, Hiroshi Koizumi, Yoshio Tsuchiya, Kenji Sahara, Hiroshi Tachikawa, Miki Yashiro, Eisei Amamoto
Sinopsis:
Siete turistas naufragan en una extraña isla tropical. No se detectan animales, no hay comida, casi no hay agua potable. Los siete supervivientes detectan pronto restos de otros muchos naufragios, pero ningún superviviente. Debido a sus condiciones empiezan a surgir disputas por casi todo, hasta que el hambre lleva a algunos de ellos a comer los hongos que parecen plagar parte de la isla y los restos de los naufragios... (FILMAFFINITY)
Crítica:
Matango es una película de terror basada en el relato corto "Una voz en la noche" de William H. Hodgson dirigida por Ishirô Honda, conocido por su larga carrera como director de películas tokusatsu (cine de imagen real con muchos efectos especiales). Honda fue el director de la primera película de Godzilla (1956), así como de toda la primera parte de la larga saga de kaijus que la siguieron.
Especializado en este género y sus subgéneros, Honda demuestra una gran maestría con Matango, película de terror hábilmente conducida y con un excelente guión. Partiendo de la idea original de Hodgson, hila una trama absorbente que sabe aprovechar los recursos a su disposición. Convertida en su época en una película de culto, el film se inicia con un dispar grupo que está realizando un viaje en yate y que, tras superar una fuerte tormenta en el mar (una de las especialidades de Hodgson, quien fue el primero en sacar fotografías de un huracán en el mar desde un barco), se ven navegando a la deriva hasta alcanzar una isla desierta en la que ya naufragó una expedición científica, y en la que se desarrolla una especie de hongo gigante denominado "matango". Con este comienzo se elabora una trama de supervivientes, en la que los protagonistas tendrán que hacer frente a cuestiones como hallar comida y agua y explorar la isla para conocer el terreno en el que se hallan. A esto se le añade el misterio de los desaparecidos miembros de la expedición científica, cuyo barco está cubierto de hongos y mohos y de los cuales no hay más rastros.

Honda logra dirigir con maestría la trama y los actores logran una excelente actuación que logra transmitir con acierto la personalidad y motivaciones de los diferentes personajes, así como las interacciones positivas y negativas que se van desarrollando entre ellos. A medida que la historia avanza, el aspecto psicológico del terror gana fuerza, haciendo un apropiado uso de recursos que explotaron Hodgson y Lovecraft y otros maestros del terror, dejando que el espectador tenga pequeños atisbos del horror que se gesta siguiendo la senda marcada por la historia original en la que está basada la película. Pese a lo sensacionalista de titularla "Attack of the Mushroom People", los hongos toman un papel pasivo en el film, pasivo pero presentes en todo momento, como una amenaza al intento de retornar a la normalidad por parte de los náufragos, dejando el despliegue de efectos especiales para los momentos más apropiados.

En conjunto, la película es un clásico de culto del cine de terror, una excelente adaptación de un relato de Hodgson que, sabiéndose una versión, logra transmitir la atmósfera y los temas de los relatos de terror en el mar de este escritor inglés. Honda demuestra porque se forjó un nombre en el cine japonés de los años 50-70, dirigiendo un excelente plantel de actores que dan vida a una película que, pese a los años que tiene, ha logrado envejecer magníficamente.