jueves, 20 de noviembre de 2014

Books from the Crypt #59: Guardianes de la Galaxia Especial 100 Aniversario

Título: Guardianes de la Galaxia Especial 100 Aniversario
Título original: 100th Anniversary Guardians of the Galaxy
Autor: Andy Lanning y Ron Marz (Historia), Gustavo Duarte (Dibujo), David Lopez (Portada), Alexander Lozano (Portada variante)
Año: 2014
Género: Comic / Ciencia ficción
Sinopsis:
El Tribunal Viviente le concedió a Silver Surfer un solo momento de divinidad otorgándole al héroe cósmico una pizca de visión omnipotente. Anhelando tal poder, Galactus reabsorbió a Silver Surfer convirtiéndose en Silver Galactus, un ser con un hambre mayor que nunca antes.

Ahora, en la estela de la aniquilación apocalíptica el universo se ha vuelto un lugar peligroso e inestable. El tejido del espacio y el tiempo han sido retorcidos y desgarrados, imperios cósmicos se preparan para una guerra y los terroristas intergalácticos amenazan todo lugar donde exista paz.

En este tiempo caótico y desesperante, un equipo se mantiene entre el universo y el olvido. Un equipo pelea por los indefensos y protege a los vulnerables, un equipo formado por una asesina, un maniaco, un clon, un cyborg, un árbol y algunos mapaches. Juntos son los campeones cósmicos, ¡los Guardianes de la Galaxia!

Crítica:
La línea 100 aniversario de Marvel (Marvel’s 100th Anniversary) es una interesante digresión de la continuidad a través de una serie de números únicos de las principales series que nos muestran un posible futuro para el primer centenario de Marvel Comics, que será en 1963. A través de estos especiales, se nos muestra una historia suelta, tal vez el final de una saga, el comienzo de otra o un punto de inflexión en la historia, uno de esos momentos de importancia en toda serie.

En el especial de los Guardianes de la Galaxia, numerado con el #1, nos encontramos con una situación apocalíptica y caótica en el universo, uno de esos momentos cósmicos en los que Marvel desata uno de sus grandes eventos y que, una vez, tiene a este dispar y disfuncional grupo en primera línea de fuego. Para comenzar, la alineación de los Guardianes ha cambiado, siendo diferente a la presentada en la película de los mismos: Peter Quill está muerto, y el nombre de Star-Lord lo porta ahora Gamora, que ha adoptado las vestiduras del difunto, la acompañan Groot, Mapache Cohete (o Cohete como se llama desde la película...) con tres sidekicks, tres pequeños mapaches que recuerdan a los sobrinos del Pato Donald, Drax, que recupera su uniforme clásico, Charlie-27, un clon super humano procedente del equipo del año 3000 y Iron Man. Al igual que sucedió en el especial 100 aniversario de los Vengadores (Books from the Crypt #53: Vengadores Especial 100 Aniversario), Tony Stark ha perdido su cuerpo, y su conciencia está albergada en una nube de micromáquinas Iron Man que juntas forman su cuerpo, pero que pueden disgregarse  y reformarse. De hecho, esto conlleva a un pequeño gag en el cual el vengador cibernético dispersa todo su cuerpo con excepción de la cabeza y a esta le salen unos bracitos y piernecitas dándole un aspecto que recuerda a M.O.D.O.K. Tal y como se narra en la sinopsis, el enemigo a abatir es un Galactus más fortalecido y terrible, acompañado por un nuevo Heraldo: Vance Astro, quien no será desconocido para los lectores clásicos de los Guardianes de la Galaxia.

Semejante alteración, combinación y resultado son producto de dos guionistas que elaboran una singular trama llena de acción y humor: Andy Lanning, quien, junto a Dan Abnett, condujo a la gloria a las series cósmicas de Marvel, y Ron Marz, otro experto en comics de ciencia-ficción, conocido por sus trabajos en Silver Surfer, Green Lantern, Witch Blade y otras series de Top Cow, además de algunos comics de Star Wars. Lanning y Marz reinventan a unos Guardianes de la Galaxia que, pese al éxito de su adaptación cinematográfica, pasan por una etapa bastante gris en el comic por obra y desgracia de Brian Michael Bendis, que no parece saber dirigir la serie en una dirección concreta ni aprovechar todas las posibilidades del trasfondo cósmico de Marvel. Por ello, este Especial 100 Aniversario se convierte en un soplo de aire fresco, que devuelve a los Guardianes al elevado listón que dejaron Abnett y Lanning.

A falta de la colaboración de Abnett, quien escribe la serie Guardians 3000, Marz y Lanning logran complementarse para elaborar una historia que combina humor y acción a partes iguales, hábilmente complementada por el dibujo de Gustavo Duarte. Este brasileño da vida a la trama con un estilo cartoon fresco y atractivo, demostrando que sabe desenvolverse en los aspectos cósmicos de Marvel y aportando un toque único y diferente al comic. Sin duda, este particular equipo creativo logra dejar satisfechas las expectativas en este one-shot que recuerda a otros tiempos de los Guardianes de la Galaxia y que deja claro que Marvel tiene a su disposición a escritores y dibujantes que, sin ser grandes nombres de moda, hacen un excelente trabajo.