lunes, 27 de enero de 2014

Books from the Crypt #41: Guachimen

Título: Guachimen
Autores: Ovidio Miguel Maestro (Dibujo), Sergio Ballester (Guión)
Año: 2013
Género: Comic / Humor
Sinopsis:
Es la parodia definitiva de la novela gráfica de Watchmen. Estamos hablando de un brutal cómic que no sólo parodia punto por punto el original, sino que además realiza un tremendo homenaje a todos los personajes de cómics más importantes que hemos disfrutado en nuestra infancia.

Una obra imprescindible. No querrás perderte a Rochefort, el Cuco, Silk Slut, Ozvaldo y el Dr. Manzanares resolver el intrigante misterio del asesinato del Parodiante (puedes estar seguro de que no te verás venir el final).
Crítica:
Guachimen es un comic Made in Spain 100%, una parodia del Watchmen de Allan Moore y Dave Gibbons, con un estilo muy característico del comic humorístico español. Entre el absurdo y la parodia, Guachimen da una vuelta de tuerca a la clásica historia de Allan Moore, revisándola en un tono de humor absurdo y llenándola de referencias muy españolas.

A lo largo del comic, que tiene momentos de humor muy acertados, pero alternando con algunos gags que resultan excesivos o fuera de lugar, nos encontramos con una historia de super héroes divertida y que cumple objetivos: proporcionar una lectura amena y divertida. Vale la pena destacar la gran cantidad de guiños, referencias principalmente orientadas a un público que creció en los '80. Durante toda la historia encontramos multitud de personajes de la editorial Bruguera, como Mortadelo y Filemón, el profesor Bacterio, el tío de Filemón en la película "El armario del tiempo" (1971), la Familia Trapisonda, Rompetechos, el botones Sacarino, Carpanta, etc. Esto, junto con el estilo humorístico, hacen de Guachimen un comic de cierto toque nostálgico para todos aquellos que, durante nuestra infancia, leíamos los tebeos de Bruguera. Pero también existen referencias más actuales, como Juego de Tronos y Hora de Aventuras.

En conjunto, tanto visualmente como en el guión, nos encontramos con un comic que se agradece por ser una lectura sencilla y divertida. Una obra muy española, con referencias patrias muy ochenteras e incluso sorprendentes (el Dioni ronda por ahí) y un curioso final que rompe con el desenlace de la obra original.