miércoles, 21 de marzo de 2012

Edgar Rice Burroughs, el inmortal escritor de aventura pulp

Edgar Rice Burroughs (Chicago; 1 de septiembre de 1875 – Encino, California; 19 de marzo de 1950) fue un destacado escritor pulp de género fantástico que se hizo célebre por sus sagas de aventuras ambientadas en mundos exóticos. Sus éxitos más populares son las historias del mundialmente famoso Tarzán, las aventuras de John Carter en Barsoom (Marte), Carson Napier en Amtor (Venus) y Pellucidar (un mundo subterráneo dentro de la Tierra).

Asistió a la Harvard School de Chicago donde entró en contacto con el mundo clásico de Grecia y Roma. Tras su paso por la escuela se fue a vivir al rancho ganadero de su hermano donde trabajó dos años de vaquero. Después ingresó en la Philips Academy de donde lo expulsarían por perezoso. Tras un período de entrenamiento en la Academia Militar de Míchigan, entró a formar parte del Séptimo de Caballería de los EE. UU. y llegó a luchar contra los apaches en Arizona pero pronto lo licenciaron al descubrir su minoría de edad, lo que lo llevó a volver a Chicago y dedicarse a una serie de trabajos diversos no muy bien pagados, tanto allí como en Idaho.

En 1912, a los 36 años de edad y bajo el seudónimo de Normal Bean que apareció impreso como Norman Bean, publicó su primer relato, Bajo las lunas de Marte, en la revista All-Story Weekly, obra que le reportó 400 dólares. En octubre de ese mismo año, esta vez con su nombre real, publicó Tarzán de los monos, que en 1914 aparecería en formato de libro.

En 1923, Burroughs fundó su propia compañía, la Edgar Rice Burroughs, Inc., y comenzó a imprimir sus propios libros a lo largo de 1930

Durante el ataque a Pearl Harbor, Burroughs vivía en Hawaii y, a pesar de su edad solicito permiso para convertirse en corresponsal de guerra. El permiso le fue concedido, convirtiéndose en uno de los corresponsales de guerra más ancianos de USA durante la II Guerra Mundial. Cuando el conflicto acabó, Burroughs se trasladó a Encino, California, donde, tras diversos problema de salud, murió de un ataque al corazón el 19 de marzo de 1950, tras haber escrito más de 70 novelas.