martes, 26 de julio de 2016

Tío Sam

Tío Sam (Uncle Sam, cuyas iniciales son U.S.) es una personificacion nacional del gobierno americano y de los Estados Unidos en general que, según la leyenda, comenzó a usarse durante la Guerra de 1812 y supuestamente recibe su nombre de Samuel Wilson, aunque actualmente su origen está bastante oscurecido. Tío Sam es una manifestación de la emoción patriótica.

El término Tío Sam (Uncle Sam) se deriva supuestamente de Samuel Wilson, un empaquetador de carne de Troy, New York, que suministraba las raciones de los soldados durante la Guerra de 1812. En aquel tiempo uno de los requerimientos para los contratistas era que estamparan sus nombre y el origen de las raciones en la comida que enviaban. Los paquetes de Wilson estaban etiquetados "E.A - US". Cuando alguién preguntó lo que representaba, un compañero de trabajo bromeó diciendo: "Elbert Anderson (el contratista) y Uncle Sam", refiriéndose  Sam Wilson, aunque realmente quería decir United States (Estados Unidos). Existen dudas sobre si este fue el origen del término, ya que la asociación del nombre con Samuel Wilson no apareció en prensa hasta 1842. Además, la referencia mas antigua encontrado con relación a este término es de 1810, antes de que Wilson firmara su contrato con el gobierno.

James Montgomery Flagg
El 15 de septiembre de 1961, el Congreso de los Estados Unidos adoptó la siguiente resolución: "El Senado y la Cámara de Representantes resuelven que el Congreso reconozca a Uncle Sam Wilson de Troy, Nueva York, como el padre del símbolo nacional de los Estados Unidos, el Tío Sam".

Antes de que se creara Tío Sam, Estados Unidos tenía a otras representaciones nacionales, como "Brother Jonathan", usado por la revista Punch, o "Columbia", una representación femenina que cayó en desuso desde los años 20.

En la Primera Guerra Mundial, el artista James Montgomery Flagg pintó en 1917 el famoso cartel de reclutamiento de Tío Sam, en el que se ve a esta figura señalando al espectador junto con el lema "I WANT YOU" ("Te quiero a ti"). Para ello, usó su propio rostro, avejentado y con barba, para darle cara a Tío Sam. La inspiración para esta imagen fue un cartel de reclutamiento británico en el que salía Lord Kitchener en la misma pose. Llegaron a imprimirse 4 millones de ejemplares durante la Primera Guerra Mundial, y fue reutilizado durante la Segunda Guerra Mundial.