martes, 19 de julio de 2016

La Madre Rusia y el oso ruso

Cartel ruso de 1914 representando al
Triple Entente: Con Marianne y Britannia
aceptando el liderato de la
Madre Rusia (en el centro) ante
la llegada de la Primera Guerra Mundial.
La Madre Rusia (Ruso: Россия-Матушка, transliterado como Rossiya-Matushka, también, Мать-Россия, Матушка Русь, Матушка Россия) es la personificación de Rusia, la encarnación de lo que representa como nación.

Desde tiempos medievales, la caracterización de Rusia ha sido tradicionalmente femenina, y muy frecuentemente maternal. Por ello, el lingüista Harald Haarmann y el historiador Orlando Figes han visto a la diosa eslava Mokosh como fuente de esta personificación.

Mokoš (Ruso antiguo: Мокошь) es una diosa eslava mencionada en la Primera Crónica Eslava o Crónica de Néstor (en ruso: По́весть временны́х лет (Póvest vremennyj let); en ucraniano: Повість врем'яних літ, literalmente «Los Relatos de Años Pasados»), protectora del trabajo y el destino de las mujeres. Ella cuida el hilado y el tejido, la esquila de ovejas y protege a las mujeres durante el parto. Mokosh es la Gran Madre, Mat Zemlya, la más antigua deidad del panteón eslavo.

Mokoš fue la única deidad femenina cuyo ídolo fue eregido por Vladimiri el Grante en su santuario de Kiev junto con las estatuas de los otros dioses mayores (Perun, Hors, Dažbog, Stribog and Simargl).

Durante la Revolución de Octubre y la Guerra Civil, la Madre Rusia fue usada en la propaganda de los partidarios del movimiento Blanco, interpretando la lucha contra los Bolcheviques como una batalla contra los "extranjeros" como "opresores de la Madre Rusia". Posteriormente, durante la era soviética, la Madre Rusia se convirtió en la Madre de la Patria (Родина-Мать, Rodina-Mat), para representar a una Unión Soviética multiétnica.

El oso ruso
El oso ruso es un símbolo típico de Rusia, un oso pardo europeo que se utiliza en diversas representaciones desde el siglo XVI. Está relacionado con la Rusia zarista, la Unión Soviética y la Federación Rusa.

En 1539, el escritor, cartógrafo y eclesiástico Olaus Magnus publicó un mapa en el que dibujó un oso sobre Rusia. El escritor y diplomático alemán Segismundo von Herberstein, contemporaneo de Magnus, publicó Rerum Moscoviticarum Commentarii, donde hablaba de sus experiencias en Rusia. Herberstein describía la abundancia de osos en esa tierra y que su presencia era habitual en las calles de las poblaciones. Sus escritos fueron citados repetidamente por otros autores durante los siguientes cien años.

En el mundo occidental, principalmente Gran Bretaña y USA, se ha utilizado la comparación de Rusia con un oso, aunque no siempre de forma positiva, achacándo a Rusia las características de un oso: grande, brutal y torpe.

Por otro lado, los rusos no han dudado en apropiarse de la imagen del oso y utilizarla en provecho propio. En los Juegos Olímpicos de Moscú de 1980, el cachorro de oso "Misha" se usó para contrarrestar la imagen despectiva que se tenía de Rusia, presentando a un oso caricaturizado. Aparte de esto, los rusos aprecian al oso por su fuerza bruta y astucia, por lo que su imagen en logotipos ha sido habitual. El uso del estereotipo del oso por parte de los extranjeros que visitaban Rusia antes del siglo XX se convirtió en una broma privada para los propios rusos, así, decir que "las calles rusas están llenos de osos" se convirtió en una burla de la flata de verosimilitud de algunas informaciones que se tenían sobre Rusia.

La Madre Rusia y el oso ruso en La Llave y la Puerta
En La Llave y la Puerta, durante el arco argumental conocido como Thunder-verse, aparecieron una serie de dioses de diversas mitologías, entre ellos Perun, el dios eslavo de las tormentas y la guerra. Debido al caracter paródico de este blog, Perun aparecía como un icono estereotipado de los rusos: un tanto bruto, aficionado al vodka, algo torpe y, sobretodo, montando un oso pardo europeo de nombre Misha. Desde entonces, Perun se ha convertido en un miembro del equipo de superhéroes Alfa Strike Squad, integrado por dioses. El ruso, además de sus ocasionales apariciones en las que ha hecho el oso, además de montar osos, ha mencionado a la Madre Rusia, a la que describe de forma bastante bruta y entusiasta.