martes, 15 de julio de 2014

Alien: El octavo pasajero (1979)

Título: Alien: El octavo pasajero
Título original: Alien
País: USA
Productora: 20th Century Fox / Brandywine Productions
Director: Ridely Scott
Guión: Dan O'Bannon
Reparto: Tom Skerritt, Sigourney Weaver, John Hurt, Ian Holm, Veronica Cartwright, Yaphet Kotto, Harry Dean Stanton, Bolaji Badejo

Sinopsis:
De regreso a la Tierra, la nave de carga Nostromo interrumpe su viaje y despierta a sus siete tripulantes. El ordenador central, MADRE, ha detectado la misteriosa transmisión de una forma de vida desconocida, procedente de un planeta cercano. La nave se dirige entonces al extraño planeta para investigar el origen de la comunicación. (FILMAFFINITY)

Crítica:
Alien, el octavo pasajero es un clásico del cine de terror y ciencia ficción que logra reflejar de manera soberbia el horror cósmico lovecraftiano. El propio diseño de la criatura, la nave alienígena donde se encuentran los huevos, así como la atmósfera de aislamiento y soledad en que se ven sumidos los tripulantes de la nave Nostromo al navegar por un universo que se muestra ajeno y hostil a los insignificantes seres humanos, todos estos factores logran dotar a la película de un aura de horror cósmico que la convierte en memorable y altamente recomendable.

Además de la claustrófobica y opresiva atmósfera que respira la película al ver a los protagonistas moverse por la nave acosados por el Alien (interpretado por Bolaji Badejo), y del agobiante horror cósmico, surgen otros temas en este film. Gracias al excelente trabajo de diseño de H.R. Giger, padre de la criatura, queda presente la temática sexual que forma parte intrínseca de la trama y la estética de todo el metraje. Las formas orgánicas de la nave alienígena, las formas fálicas del xenomorfo, el facehugger con patas como dedos humanos y una vagina de la que sale la trompa que inocula el embrión alienígena en el anfitrión, la forma como la criatura "nace" del pecho, como un pene erecto, etc. Toda la película tiene esa sutil carga erótica que nos trae a colación otro de los temas de la misma: Alien es una historia de violación, de agresión sexual, pero en este caso, cometida sobre un hombre.

Ridley Scott logró crear con Alien una película que se ha convertido en un clásico por sí misma, que ha dado origen a varias secuelas, y que ha exportado al xenomorfo más allá de la gran pantalla a los videojuegos, comics, merchandising, etc. Pero más allá de las diferentes temáticas tomadas por las secuelas y adaptaciones, Alien, el octavo pasajero, es una película de terror y ciencia ficción que deja huella y que merece ser tenida en cuenta.