jueves, 7 de febrero de 2013

Books from the Crypt #12: Vlad. La última confesión del Conde Drácula

Título:  Vlad. La última confesión del Conde Drácula
Título original: Vlad. The Last Confesion
Autor: C. C. Humphreys
Año: 2009
Género: Biografía Novelada / Histórica
Sinopsis:
Transilvania, 1501. Tras un arduo viaje, el príncipe Horvathy llega al castillo de Poienari, en los Cárpatos, con la misión de conocer la verdad acerca del conde Vlad Tepes, antiguo voivode de Valaquia. Para lograr su objetivo deberá entrevistarse con las tres personas más cercanas al conde durante su tormentosa existencia. Tres testimonios desgarradores le revelarán la verdadera personalidad de uno de los más fabulosos personajes que han existido. El primer relato es el de Ion Tremblac, antiguo caballero y amigo de Vlad, que lleva años prisionero. El segundo es de Ilona Ferenc, una misteriosa mujer que en su día fue amante de Vlad. El tercero es del hermano Vasilie, un ermitaño que hizo las veces de confesor del conde Drácula durante años. Los tres testimonios se entrelazan para generar un complejo retrato del legendario personaje Vlad Tepes, el sanguinario empalador, que ha dado origen al mito del vampiro más famoso de todos los tiempos: el conde Drácula. Fruto de una minuciosa investigación, Vlad es una novela cruda y veraz que atrapa desde la primera página.
Una lectura ágil y entretenida, y una historia cruda y cruel. El énfasis está en el aspecto humano del personaje que ha dado origen a la leyenda de Drácula, compuesto por una visión desde muy distintas perspectivas, lo que lo hace enriquecedor.
Crítica:
La novela nos plantea una lectura ágil, amena y llena de detalles históricos que ayudan al lector a introducirse en el entorno y la atmósfera en la que se desarrolla la trama. Vlad Tepes, el archiconocido conde Drácula cuya leyenda forjaría Bam Stoker en la que tal vez sea la novela más famosa sobre vampiros. Sin embargo, esta novela no habla del personaje mítico y deja de la leyenda para mostrarnos al personaje real. De esta manera vemos su lado humano, como fue criado y educado como un rehén de los turcos para así mantener controlado a su padre. A partir de ahí se desata una vida turbulenta, llena de guerras, conspiraciones, sucesos retratados de forma cruda y cruel que dan forma y vida al personaje central. Y es que no debemos olvidar que Vlad Drácula fue un hombre cruel, sanguinario, pero también un patriota, un ardiente defensor de la cristiandad, un hombre que buscaba la ley y la justicia y que era lo único que se interponía entre los turcos y Europa. Si Vlad desfallecía, si fallaba en las defensas de sus tierras, nada impediría que los musulmanes tuvieran el camino libre hacia el centro del continente Europeo. Y este legendario líder eligió convertirse en un monstruo, en alguien cuyo nombre inspirara terror para así poder mantener la paz en sus tierras. 
Aunque  el libro nos muestra su lado humano, sus amistades, amores, odios, también nos revela como se convirtió en un monstruo que aplicaba la ley de forma draconiana, inspirando el terror entre los nobles y los turcos. En ningún momento se trata de justificarlo, sino de demostrar lo que llego a hacer, tanto lo bueno como lo malo, como se convirtió en un gran líder militar. También nos adentra en los famosos empalamientos, que se convirtieron prácticamente en su marca de fábrica y sello personal. No hay que olvidar que Vlad Drácula no inventó esta forma de ejecución, que ya se conocía desde hace siglos y era practicada por diferentes pueblos. Él, simplemente la convirtió en su castigo para cualquier infracción. Sólo mediante este régimen de terror logró controlar a los díscolos y conspiradores boyardos que ansiaban poner en el trono de Valaquia a un Voivoda más a su gusto y al que pudieran manipular.

A través de las páginas de la novela vemos las luces y sombras de este carismático personaje, héroe y villano, monstruo y campeón. Una apasionante aproximación a esta figura histórica cuyo rastro ha quedado desdibujado por la propaganda que se hizo en su contra, gracias a la invención de la imprenta, para atacarla y deteriorar su imagen por parte de sus enemigos. Este libro supone una lectura muy recomendable para los aficionados al género, para los que quieran iniciarse en el mismo y para aquellos que deseen saber algo más sobre el hombre tras la leyenda.