miércoles, 5 de diciembre de 2012

Books from the Crypt #10: El misterio del pabellón rojo

Título: El misterio del pabellón rojo (Las aventuras del Juez Di en la china del siglo VII)
Título original: The red pavilion
Autor: Robert van Gulik
Año: 1961
Género:Intriga/Histórico
Sinopsis:
En 1948 el diplomático y sinólogo Robert van Gulik halló una serie de textos anteriores al siglo XVIII en los que se narraban varios misterios sin resolver situados en diversos puntos de China en el siglo VII. A partir de este material y de la existencia histórica del juez y diplomático Jen djieh Di (630-700 d.C.), Van Gulik creó uno de los ciclos de misterio más divertidos y emocionantes jamás escritos.
Al investigar el asesinato de una célebre prostituta, el juez Di y su ayudante se ven pronto tras la pista de unos acontecimientos acaecidos años atrás en circunstancias similares. Su investigación les llevará además a descubrir el maltrato al que son sometidas algunas jóvenes y a conocer la miserable vida de una prostituta ya retirada, episodio que contrasta con el lujo y la vida disipada que reina en la Isla del Paraíso.
Considerada por la crítica especializada como la mejor novela del ciclo, El misterio del pabellón rojo nos descubre aspectos poco conocidos en Occidente de la historia y la cultura chinas.

Crítica:
Esta novela puede resultar interesante desde dos perspectivas diferentes:
La primera, obviamente, es la de las novelas policiacas y de detectivas. Desde ese punto de vista, nos vemos involucrados en la trama a través de las vivencias del juez Di y su ayudante Ma Yung, que, durante un viaje, se ven obligados a hacer noche en Isla del Paraíso, una localidad consagrada al juego y la prostitución. Allí, el juez, para apoyar a un colega que estaba realizando una investigación pero que debe dejar el lugar con urgencia, se ve en la operación de cerrar lo que parece un caso fácil, pero que no tarda en complicarse al aparecer nuevas víctimas. En este caso sigue la orientación y esquema clásicos de las novelas de detectives, estando a la par de autores como Sir Arthur Conan-Doyle o Agatha Christie, llevando la trama con ingenio, atrapando al lector en una maraña de misterios y pistas, algunas falsas, otras acertadas, hasta que se logra resolver todo el asunto. Incluso los personajes resultan interesantes, mostrando unas cualidades que ayudan al lector a identificarse con ellos, pese al exotismo del escenario elegido. Ciertamente, como novela detectivesca es un gran acierto y sumamente recomendable, tanto para los aficionados al género, como para aquellos que pretendan iniciarse en el mismo.
La segunda perspectiva es la de la novela histórica. La trama se desarrolla en la China del siglo VII, con una cuidada ambientación que respeta los usos y costumbres de la época y el lugar con atención a los detalles. Al mismo tiempo, muestra los entresijos de la prostitución de lujo en la antigua China, lo que permite una interesante aproximación para adentrarse en este poco conocido mundo.
Esta novela reúne hábilmente las dos perspectivas que trata en un todo perfectamente combinado, con una agilidad narrativa y un ingenio a la hora de plantear los enigmas muy interesante. Sin duda, el juez Di no tiene nada que envidiar a otros grandes detectives, ya sean Sherlock Holmes, Hercule Poirot, Miss Marple, o Guillermo de Baskerville, por nombrar solo tres.