jueves, 19 de enero de 2017

Nyarlathotep, el Caos Reptante

Nyarlathotep, por Borja Pindado
Nyarlathotep es el alma y mensajero de los Dioses Exteriores, también llamados los Otros Dioses. Mora en una cueva en el centro del mundo acompañado por dos amorfos flautistas, dos servidores de los Otros Dioses. Actúa como mensajero y recadero de los Primigenios y los Dioses, y es el único de ellos que tiene completa libertad de movimiento, cosa de la que se beneficia grandemente.

El Caos Reptante, en su condición de intermediario entre los Primigenios y Dioses y sus adoradores y entre los mismos Primigenios, ha sido considerado por Titus Crow (personaje creado por Brian Lumley) como una personificación de los poderes telepáticos de estos seres. Sin embargo, posee una personalidad definida y en ocasiones se ha mostrado despectivo con respecto a sus supuestos "amos". Por ello, esta hipótesis tiene poco fundamento.

Este ser ha sido adorado en todo el mundo bajo muchos aspectos y nombres. Los estigios introdujeron su culto en el Antiguo Egipto. Allí fue uno de los mayores dioses, gobernante del inframundo, señor de la noche y patrón de los hechiceros. Sin embargo, llegó un momento en que los egipcios, asustados por lo terrible de este oscuro ser, renegaron de su culto, borrando sus registros y eliminando su nombre de los monumentos. Sus atributos fueron reasignados a otros dioses, como Thoth y Set, aunque este último era en realidad una máscara de Yig. Esto no logró acabar con su culto por completo, y, con el paso del tiempo, volvió a resurgir en diversas ocasiones. Las más destacadas son aquellas que fueron dirigidas por Nefrén-Ka, los hicsos, Nophru-Ka y Nitocris.

Ludwig Prinn en su De Vermis Mysteriis llama a Nyarlathotep "el ojo que todo lo ve" y afirma que posee amplios conocimientos de magia y tecnología. El Caos Reptante puede aparecerse ante un elegido y ofrecerle un regalo, que siempre tendrá alguna nefastas consecuencia para el receptor del mismo. Los obsequios de Nyarlathotep conducen inevitablemente hacia la locura y la destrucción, cosa que parece divertirle. Su objetivo final parece ser provocar el fin de la humanidad, como un heraldo del apocalipsis, tal y como lo describe Lovecraft en sus obras (el poema en prosa Nyarlathotep y la colección de poemas Hongos de Yuggoth).

Nyarlathotep posee múltiples máscaras y avatares, usando diferentes para presentarse a sus adoradores. En la literatura y los juegos de rol podemos encontrar estas formas:
  • Ahtu (Congo). Un enorme montículo de materia viscosa de la que emergen tentáculos dorados.
  • Aquel que se retuerce, Agitador Aullante. Una columna de tentáculos negros y bocas aullantes que se enrollan y retuercen sin parar.
  • Bestia, La (mundial). Nyarlathotep posee la Esfinge de Gizeh, haciendo que se caiga el rostro y en su lugar aparezca un óvalo que muestra un paisaje estelar. Fue adorada por la Hermandad de la Bestia, secta que usaba la corporacion NWI como tapadera. En La Llave y la Puerta, tanto la secta como la empresa desaparecieron a final de los años 20.
  • Cosa de la Máscara Amarilla, la (Tierras del Sueño). Un ser envuelto en seda amarilla, que visitó la ciudad de 'Ygiroth en el Monte Lerion y que mora en el monasterio sin nombre en la Meseta de Leng. Esta forma se la relaciona con el Rey de Amarillo, también puede ser el Gran Lama Tcho-Tcho.
  • Demonio Negro. Es un monstruo de hocico y pelaje negro que teme a la luz. Puede ser invocado y controlado con unas fórmulas y talismanes que aparecen en la N'gral Khul, unas tabillas de piedra escritas en aklo.
  • Demonio Oscuro. Es parecido al Demonio Negro, aunque más grande y más astuta. Nyarlathotep ha usado esta forma al poseer a la persona que lo llama, tentada por promesas de poder gloria y poder mágico.
  • Dios de la Lengua Sangrienta, El que Aulla en la Oscuridad (Kenia). Es un enorme monstruo con un largo tentáculo carmesí donde debería estar el rostro.
  • Dios sin Rostro, El (Antiguo Egipto). Esta forma es la de una esfinge alada sin rostro.
  • Efigie de Odio (África). Una criatura alada que aparece a través de los totems de guerra de sus adoradores.
  • El que Comenta en la Oscuridad. Una forma destinada a volver locos a los fans de los deportes que se dedican a apoltronarse en las gradas o en los sofás y sillones de sus casas originaria de La Llave y la Puerta. Es una forma humanoide de piel negra, vestida de traje, sin rostro y con un ojo trilobulado y una enorme boca. Lleva una gorra con un símbolo extraño en ella.
  • Estanque de Sombra (druidas). Nyarlathotep se manifestaba de esta forma para un culto druídico.
  • Faraón Negro (Egipto). Un hombre de orgullosos rasgos egipcios, envuelto en túnicas prismáticas, que porta una corona de faraón.
  • Hombre Astado, El (celtas). Un hombre con cuernos de ciervo que sólo puede ser contemplado bajo efectos de alucinógenos.
  • Hombre Blanco, El (Inglaterra). Un joven rubio que viste deslumbrantes túnicas blancas.
  • Hombre Negro, El (Nueva Inglaterra). Un hombre sin pelo, con la piel negra como el azabache y con pezuñas en vez de pies.
  • Hombre Verde, El (celtas). Efigie animada de un hombre, hecha con hojas y tallos.
  • Horror Esquelético (Egipto). Un esqueleto viviente de tres metros y medio de alto, con la cabeza de embrión humano y garras en las manos.
  • Horror Flotante, El (Haití). Un organismo flotante parecido a una medusa de color azulado y venas rojas. Se le invoca mediante un ritual con el que posee a una víctima.
  • Mensajero de los Primigenios.  Una gran masa negra que se mueve por el cielo, lanzando serpentinas con las que avanza por el aire.
  • Morador de la Oscuridad, El que Habita en la Oscuridad (Bosque de N'gai). Un monstruo gimiente y sin rostro que genera y reabsorbe apéndices de forma continua.
  • Morador de las Tinieblas, Huesped de la Negrurar, El que Achecha en la Oscuridad (Australia, Yuggoth). Una enorme criatura similar a un murciélago con un ojo trilobulado.
  • Mujer Abotargada (China). Una enorme mujer obesa con cinco bocas y muchos tentáculos. Lleva el Abanico Negro, que le permite ocultar su enorme masa ante los seres humanos.
  • Niebla Reptante (Tierras del Sueño). Una bruma de color enfermizo que se mueve con voluntad propia.
  • Oscuro, El (California, Luisiana). Un hombre totalmente negro y sin rostro, de dos metros y medio de altura, que puede cruzar a voluntad cualquier barrera material.
  • Pequeño Reptador (India). Una figura humana con cuatro brazos y tres tentáculos en lugar de piernas.
  • Portador de las Plagas (Egipto). Una nube de enormes langostas sobrenaturales y destructoras.
  • Ser Sin Piel, El (Oriente Medio). Se aparece como un cadaver desollado.
  • Shugoran (Malasia). Una figura humanoide de color negro tocando un cuerno.
  • Tezcatlipoca (Méjico). Un hombre de piel oscura con un espejo humeante donde debería estar uno de sus pies.
  • Thoth (Egipto). Un humano con cabeza de ibis.
  • Viento Negro (Kenia). Una enorme tormenta capaz de destruir cosechas, bosques y casas en muchos kilómetros a la redonda.