martes, 5 de abril de 2016

Books from the Crypt #102: 1602: Ángela, Cazadora de brujas

Título: Secret Wars: Crossover 10. Angela, Cazadora de Brujas
Título original: Secret Wars: 1602 Witch Hunter Angela #1-4 USA 
Año: 2015
Autores: Marguerite Bennett, Kieron Gillen, Stephanie Hans y Marguerite Sauvage
Género: Fantasía, Drama
Sinopsis:
Con las cuatro partes de “1602: Angela, Cazadora de Brujas”. En el Mundo de Batalla de 1602, Angela y Sera persiguen a seres mágicos y monstruosos, dotados de habilidades especiales por las que son temidos y odiados.
Crítica:
En este tie-in de Secret Wars se combinan dos creaciones de Neil Gaiman, Angela, por la que el autor tuvo que luchar para recuperar sus derechos y que fue introducida en el universo Marvel en los Guardianes de la Galaxia, y 1602, universo alternativo que desarrollaba la aparición de los héroes de Marvel en el mundo del siglo XVII.

En esta miniserie, Angela y su compañera Sera (Serah en 1602) forman parte de la Orden de Cazadoras de Brujas, que se encargan de perseguir a las anormalidades y monstruos que surgen en la Inglaterra del Rey Jaime. En concreto andan a la caza de unos seres conocidos como faustos, que adquieren sus poderes tras realizar un pacto con fuerzas oscuras. De esta manera, al mismo tiempo que vemos a diferentes personajes de la Inglaterra histórica (Shakespeare tiene algunas apariciones, por poner un ejemplo), vemos a diversas versiones renacentistas de heroes y villanos de Marvel. Vale la pena destacar la aparición de los Guardianes de la Galaxia como los Guardianes de la Comarca, una compañía de teatro ambulante.

A lo largo de la miniserie, Angela y Sera deberán hacer frente a un conflicto interno, pues deben decidir si se atienen al deber que les marca su orden, es decir cazar brujas y seres mágicos, o no enfrentarse al terrible destino que se les profetiza al final del #1: Cuando mueran tres faustos, Serah morirá también. Por ello, Angela se debate entre cumplir con su deber hacia Doom o tratar de salvar a su compañera y amada. Propuesta interesante, desarrolla un tema clásico de conflicto interno, estableciendose en torno a la relación lésbica de amor que mantienen las dos protagonistas. Por ello, mientras dan caza a los faustos, Angela y Sera saben que se aproximan al cumplimiento de la profecía y para la cazadora se aproxima cada vez más el punto de no retorno en el que deberá decidir finalmente si cumple con su misión o la abandona para evitar la muerte de la mujer que ama.

Con un toque de tragedia isabelina muy al uso del Bardo de Stratford-upon-Avon, la historia no esquiva la acción, y la enlaza con los dramas que suponen las apariciones de los diferentes faustos. Estos, por su parte, se muestran como versiones retorcidas de personajes conocidos del universo Marvel, tan desesperados que optan por hacer un pacto oscuro que les otorgará extraños poderes y aquello que desean... a cambio de un precio. Esta combinación de la épica marveliana con la tragedia de Shakespeare y la clara referencia al pacto entre el Doctor Fausto y Mefistófeles, combinados, conforman una lectura amena, interesante y atractiva, que se desentiende del escaso papel que tuvo Angela en Guardianes de la Galaxia y que sirve como interludio entre las dos series de este personaje: Angela: Asesina de Asgard (donde se desarrollan todas las consecuencias del origen desvelado de esta mujer como una asgardiana perdida) y Angela: Reina de Hel, que relata el ataque a Hel por parte de Angela y las consecuencias del mismo.

 Para los seguidores de este personaje y del universo 1602, esta miniserie es una lectura muy recomendable, igual que para aquellos completistas de Secret Wars. También es una forma diferente de introducirse en el mundo de los comics en general y de Marvel en particular, a través de una serie publicada por Panini en un único tomo, que combina la fantasía y el drama en una excelente ambientación renacentista.