martes, 10 de febrero de 2015

Books from the Crypt #63: La Sociedad Juliette

Título: La Sociedad Juliette
Título original: The Juliette Society
Autora: Sasha Grey
Año: 2013
Género: Erótico
Sinopsis:
Catherine, una joven estudiante de cine con una gran inquietud sexual, descubre la existencia de un club selecto y misterioso, lugar de encuentro de personas poderosas que anhelan explorar el lado más oscuro de sus fantasías sexuales. Pero aunque estas nuevas experiencias, que Catherine jamás había soñado en llevar a cabo, hacen que alcance momentos de intenso placer, también amenazan con destruir todo lo que es importante para ella. Deja que Sasha Grey te introduzca en una sociedad secreta donde imperan el poder y el erotismo. Donde las fantasías más osadas se hacen realidad. En la que todo es...

Crítica:
La Sociedad Juliette es la primera novela de la ex-actriz porno Sasha Grey, que decidió embarcarse en el mundo de la literatura erótica aprovechando la moda desatada por la trilogía "50 sombras de Grey". Pese a que muchos han descubierto este género en base a la ya conocida trilogía, la literatura erótica no es novedosa, y ha hecho falta la aparición de un best-seller (o como yo los llamó, fast-food literario) para conseguir un poco de atención y salir a la luz como un género muy interesante pero que, como todos, tiene literatura de todo tipo de calidades. Aunque "50 sombras de Grey" y su cohorte hacen hincapié en la temática bondage y la dinámica amo-sumisa, Sasha Grey se ha desvinculado de esta tendencia para optar por un enfoque más amplio, tratando diversos tipos de enfoques del sexo y sus parafilias.

La historia está narrada en primera persona por su protagonista, Catherine, una estudiante universitaria de cine con una sexualidad muy activa que tiene fantasías con uno de sus profesores. Lamentablemente, su novio, que trabaja como secretario para un político en plena campaña electoral, la tiene bastante abandonada en el campo sexual, ya que está demasiado inmerso en su trabajo. Esto provoca que Catherine se introduzca más en sus fantasías con su profesor y comience a adentrarse en el sub-mundo del sexo de mano de Anna, su mejor amiga. Esta última es muy abierta y se dedica a practicar el sexo de todas las formas que se ponen a su alcance: trabaja como modelo y actriz pornográfica para una página de sadomasoquismo, no tiene problema en prostituirse, etc. Poco a poco va introduciendo a Catherine en su mundo, hasta el punto de acabar las dos descubriendo una sociedad secreta de millonarios (empresarios, políticos, banqueros, etc.) en la que sus integrantes dan rienda suelta a todas sus fantasías sexuales, sin límite.

La novela está escrita con un lenguaje sencillo y directo, sin entrar en complicaciones léxicas, adornado con ocasionales referencias a la cinematografía (campo que estudia Catherine), en particular a la película Belle de Jour (1967) dirigida por Luis Buñuel, con cuya protagonista se identifica cada vez más Catherine a medida que va dando rienda suelta a sus fantasías e impulsos en el viaje de autodescubrimiento y sexualidad que realiza con Anna guiándola cual Virgilio en la Divina Comedia. De esta manera, Catherine se adentra en un mundo donde el hedonismo y la búsqueda del placer sexual cada vez más intenso se convierten en lo más importante. A medida que avanza en su viaje, debe descubrirse a sí misma y definir el límite hasta el que está dispuesta a llegar mientras trata de salvar su relación con su novio.

Con claras referencias cinematográficas a las películas Belle de Jour (Luis Buñuel), Eyes Wide Shut (Stanley Kubrick) y Ciudadano Kane (Orson Wells), Sasha Grey elabora una trama en la que el sexo forma parte fundamental, pero no la fagocita. Al contrario que sucede en otras novelas, en las que las escenas sexuales acaparan todo el protagonismo y la trama es una mera excusa para hilvanar los diferentes encuentros carnales, aquí el sexo está al servicio de la historia, encajando como una herramienta más al servicio de la autora. Sin embargo, es en estas escenas donde la propia Grey parece decidir dar un paso atrás. Los encuentros sexuales que se suceden en la novela son vividos por la protagonista o forman parte de sus fantasías, salvo cuando describe lo que ve en la página porno de sadomasoquismo o su amiga le describe un encuentro sexual, por lo que estas escenas deberían ser particularmente vívidas y detalladas. Sin embargo, Sasha Grey opta por un enfoque más frío, ya que cada uno de los momentos de sexo están narrados de una forma un tanto impersonal, como si estuvieras viendo una película pornográfica en lugar de describir un encuentro íntimo, personal y muy excitante en el que la protagonista dice alcanzar plenos orgasmos.

En conclusión, La Sociedad Juliette es una novela erótica entretenida, amena y fácil de leer, que no es parca en escenas sexuales y que añade como guinda las referencias cinematográficas que la protagonista usa como analogías a su vida y la historia que se está desarrollando. Es una novela para disfrutar de la trama, darle un toque de atención a la libido y para dar un respiro a la novela erótica entre tanto amo-sumisa y tanto cuero y fetichismo. No hay que olvidar que La Sociedad Juliette describe un amplio sub-mundo sexual en el que se dan cita todo tipo de fantasías sexuales, por lo que puede ofender a aquellos que tengan demasiadas inhibiciones o se molesten con descripciones de sexo en grupo (orgías), sexo lésbico y bisexual, etc. Es decir, todo lo que se aparta de la "norma" comúnmente aceptada. Pero, a fin de cuentas, esto es una novela erótica y el que la lea ya sabe a que se atiene.