martes, 3 de diciembre de 2013

Dark Heresy

El juego de rol ambientado en el despiadado y oscuro universo del 41º milenio

Eres un acólito al servicio de la Inquisición del Emperador. Te hallas al frente de una gran guerra secreta: tu deber es erradicar el pernicioso hedor de la herejía, la vileza de los alienígenas y la perversa influencia del Caos. Caminarás por donde otros temen adentrarse, te aventurarás en lejanos planetas, antiguos pecios espaciales y sórdidos submundos de ciudades colmena.


Jamás obtendrás fama ni recompensa alguna, pero si te mantienes firme tus heroicos actos serán susurrados al oído del Dios Emperador de la Humanidad, y tu nombre será venerado durante milenios.


En Dark Heresy encontrarás:

Un método rápido de creación de personajes para poder empezar a jugar cuanto antes, además de infinidad de posibilidades y un sistema avanzado de carreras profesionales.
Reglas dinámicas que te permitirán resolver cualquier situación posible, desde interacciones sociales hasta vertiginosos combates a muerte, pasando por el uso de poderes psíquicos y la manifestación de trastornos mentales y mutaciones.
Información exhaustiva sobre el sector Calixis, la ambientación oficial de Dark Heresy escrita por Dan Abnett y Ben Counter, autores de las novelas más vendidas de Warhammer 40.000.
Toda una galaxia de armas de fuego con las que equipar a tu acólito, desde rifles láser hasta los temibles bólteres, pasando por espadas sierra y cuchillos de energía.
Una completa aventura de iniciación en la que los jugadores tendrán que investigar unos sucesos de lo más siniestro.
El manual básico de Dark Heresy contiene todo lo necesario para empezar a vivir aventuras en el universo de Warhammer 40.000.

Dark Heresy es un juego de rol para la ambientación de ciencia-ficción oscura de Warhammer 40.000. Dicho entorno es un lejano futuro, situado cronológicamente en el cuadragésimo primer milenio, en el que el hombre se ha expandido por la mayor parte de la galaxia, pero se halla sometido a la brutal autoridad de un imperio dictatorial y teocrático. La humanidad se encuentra en un estado de guerra casi perpetuo contra los múltiples enemigos a los que debe hacer frente en esta oscura época: alienígenas, herejes, mutantes y demonios. Para ello, dispone de los ejércitos de la Guardia Imperial, formada por legiones innumerables de soldados reclutados por todos los mundos bajo el control del hombre y de los super-humanos Marines Espaciales. Pero a veces el enemigo es más insidioso, más aterrador y conspirador y debe ser descubierto y eliminado de forma más discreta siempre que sea posible. Para combatir esta amenaza interior, oculta, existe la Inquisición, el más terrible órgano de defensa del Imperio del hombre. En Dark Heresy, los jugadores interpretan el papel de Acólitos, servidores dedicados de la Inquisición que forman un equipo de investigadores de campo bajo las órdenes de un inquisidor, el cual les encomienda las misiones a cumplir.

El juego tiene un sencillo pero completo sistema de reglas basado en tiradas de porcentaje, diferente al Basic Role-Playing System de Chaosium (el usado en La Llamada de Cthulhu), pero no por ello menos válido o interesante. Las reglas y creación de personajes recuerdan a las del clásico juego de rol de Warhammer Fantasia, pero depuradas y revisadas para ofrecer una experiencia de juego rápida, ágil y amena, con una amplia variedad de opciones cubiertas. De esta manera, el director de juego tiene ante sí un completo manual en el que todas las variantes y complejidad del intrincado universo de Warhammer 40.000 quedan reflejadas con sencillez. Así, podemos encontrar reglas para cubrir los aspectos más oscuros del trasfondo, como la locura, las mutaciones y los pactos y posesiones demoníacas, así como una amplia selección de poderes psíquicos. También cuenta con un sistema de creación de personajes que ofrece al jugador una amplia variedad de opciones y una gran comodidad y rapidez de creación, ya que todo el proceso viene acompañado por una serie de tablas en donde se hallan todas las variables y características reflejadas. Otro detalle a tener en cuenta, y que resulta muy de agradecer,  es la inclusión de una completa tabla de nombres para los personajes, que permiten una selección rápida de nombre en caso de dudas, y evita la creación de personajes con nombres impropios que rompan la atmósfera del juego.

El manual es un libro con un gran trabajo de maquetación, un excelente índice, editado a todo color y repleto de ilustraciones. Incluye mapas del sector Calixis y del Imperio, así como una amplia información del trasfondo, que cubren todo tipo de detalles para conocer y asimilar más profundamente el entorno en el que se van a desarrollar las partidas. En conjunto, Dark Heresy es un juego muy completo y detallado, accesible tanto a los veteranos de Warhammer 40.000 como a aquellos que se acerquen por primera vez a esta ambientación, por lo que resulta interesante y recomendable para los jugadores que deseen profundizar más en la misma.