viernes, 29 de junio de 2012

Kobolds

El kobold (ocasionalmente Cobold) es un duende originario de la mitología germánica que ha sobrevivido hasta los tiempos modernos en el floclore alemán. Aunque generalmente es invisible, el kobold puede materializarse como un animal, fuego, un humano o una vela. Las representaciones más comunes de los kobolds los muestran como figuras humanoides del tamaño de niños. Estos seres tienen diferentes características que varían según su hábitat. Aquellos que viven con los humanos en sus casas, suelen vestir ropas de campesinos, los que viven en las minas son feos y encorvados, y los que viven en los barcos usan ropas de marinero y fuman en pipa.

Las leyendas hablan, principalmente, de tres tipos de kobolds:
Los más comunes son espítus del hogar de naturaleza ambivalente, que suelen realizar tareas domésticas y que gastan bromas pesadas o hacen trucos maliciosos si se sienten insultados o abandonados. En algunas regiones, Kobolds son conocidos por los nombres locales, como el Galgenmännlein del sur de Alemania y el Heinzelmännchen de Colonia. Otro tipo bastante habitual de kobold son aquellos que frecuentan lugares subterráneos como minas. El tercer tipo de kobold, el Klabautermann, vive en los barcos y ayuda a los navegantes.

Las leyendas, cuentos y rumores sobre los kobolds en el folclore es una muestra de la supervivencia de costumbres paganas tras la cristianización de Alemania. El origen de esta creencia se remonta aproximadamente al siglo XIII, cuando los campesinos alemanes tallaban efigies de kobolds en sus hogares. Tales prácticas paganas pueden venir influenciadas por distintos espirítus del hogar de otras culturas, como los kobaloi griegos, lres y penates romanos o las creencias nativas alemanas en una sala de espíritus similares llamados kofewalt (cuyo nombre puede ser la raís del termino kobold). El hecho de que las leyendas sobre kobolds resulten similares a otras criaturas del folclore de otras regiones de Europa parece indicar un orígen común a todas estas criaturas o, simplemente, la influencias cruzadas de diferentes pueblos del continente. De la misma forma, los kobolds subterráneos pueden compartir su origen con otros espíritus subterráneos, como gnomos y enanos y el Klabautermann acuático con similares criaturas acuáticas.

El nombre del elemento cobalto proviene del nombre de esta criatura, ya que los mineros mediavales consideraban que la toxicidad de los minerales ricos en arsénico de este metal (cobaltita y esmaltita) eran debido a la influencia de los kobolds.

Kobolds hoy
  • Dungeons & Dragons. En Dungeons & Dragons, los kobolds son pequeños seres reptilianos (o con cabeza de perro, dependiendo de la versión) que no suelen ser considerados como grandes peligros para las demás razas debido a su tamaño, pero no así por su fiereza. Son débiles en combate y afirman que por sus venas corre sangre de dragón.
  • Warcraft y World of Warcraft. Los Kobolds son hombres-rata de estatura variable que habitan en minas abandonadas o tomadas a mineros, extrayendo minerales de ellas. Su vestimenta principal parece basarse en parches de lino coloridos, pobremente cosidos entre sí, así como usar de armas mazos de piedra, bastónes o picos de minería. Todos llevan una vela de cera encendida en lo alto de la cabeza, y odian que se las quiten. Recuerdan principalmente a los kobolds subterráneos.
  • Ragnarök. Los kobolds son criaturas de tamaño reducido y con cuerpo de perro, orejas puntiagudas y pelo azul, esta raza usa hachas mazos, arco y flecha, en este último el kobold arquero es amarillo y con orejas caídas.
  • Kingdoms of Amalur: Reckoning. Los kobolds son humanoides con aspecto de rata armados con lanzas. Están presentes a lo largo de todo el juego.
  • Harry Potter. En lo largo de la saga de Harry Potter, aparece Dobby, un elfo domestico que debe servir a la familia Malfoy. Pero a pesar de ser otra especie de ser mágico, Dobby reúne varias características originales de los Kobolds (cuerpo pequeño, orejas largas, mal vestido, servidor domestico y algo malicioso).