martes, 18 de agosto de 2015

Books from the Crypt #80: Dimiter

Título: Dimiter
Títulos originales: Dimiter
Año: 2010
Autor: William Peter Blatty
Género: Thriller / Suspense
Sinopsis:
William Peter Blatty entusiasmó a varias generaciones de lectores con El exorcista, una obra que gozó de un éxito pocas veces logrado. Ahora, el autor nos presenta Dimiter, un relato fascinante que sigue la gran estela de El abogado del diablo, de Morris West, y las intrigas de Graham Greene. En esta novela de suspense se entrelazan los temas de la fe y el amor, el pecado y el perdón, la venganza y la compasión.

Dimiter arranca en el estado más aislado y opresivo del mundo: Albania, en la década de 1970. Agentes de seguridad retienen en prisión a un presunto espía enemigo, un hombre de personalidad inquietante que, a pesar de las torturas casi inimaginables a las que se ve sometido, mantiene un silencio sobrecogedor. Logra escapar y, en la huida hacia la libertad, da cumplimiento a una misión misteriosa. El prisionero es Dimiter, un estadounidense apodado "agente del Infierno".

La narración, dominada por la búsqueda de la fe y de las verdades sobre la condición humana, avanza implacablemente sin dar sosiego al lector

Crítica:
Dimiter es una novela de William Peter Blatty, que saltó a la fama con El Exorcista (Books from he Crypt #48: El Exorcista), novela que se encargó de adaptar al cine. Con Dimiter, Blatty sorprende de nuevo al lector, sin abandonar el suspense ni la temática religiosa, pero dejando de lado el terror.

Como ya sucedió con El Exorcista, Blatty es un escritor lento, que desarrolla la trama a un ritmo propio, de manera que el grueso de la novela es una cuidadosa preparación para el desenlace final, en donde se concentra toda la acción. Sin embargo, demuestra que es un excelente narrador, aunque desarrolla la trama siguiendo un ritmo propio. Con una primera parte que se desarrolla en Albania en 1973, Blatty introduce al lector la figura de un hombre, un espía que resiste todo tipo de torturas sin inmutarse, hasta que, finalmente, logra escapar. A continuación la acción da un salto a 1974, a la ciudad de Jerusalén, a un hospital donde toma el relevo un neurólogo que se convierte en guía para conocer este nuevo entorno y a los personajes que irán tomando el protagonismo durante el resto de la novela.

Poco a poco, los personajes se van adueñando de la trama, una serie de personas que van reflexionando sobre la búsqueda de la fe, la vida, la culpa y la pérdida, sobre la condición humana y la carga que acompaña al hombre. A través de las vivencias del neurólogo, una enfermera y un policía, cada uno con sus propias cargas, Blatty introduce temas de carácter religioso, introduciendo pequeños episodios que nos hablan de una búsqueda de la fe, bien a través de comentarios y diálogos en torno a citas bíblicas, bien a través de las experiencias personales de cada uno de los personajes.

A medida que avanza la novela, poco a poco se va hilvanando una trama de forma sutil, que sólo, a medida que nos aproximamos al final, se va dejando ver con mayor claridad. Finalmente, en las últimas páginas, cuando el esquema se ha revelado por completo, Blatty muestra su mano con un sorprendente final en un desenlace en el que podemos ver como se ha desarrollado todo ante nuestros ojos. Pero en lugar de dar el peso a los detalles técnicos, William Peter Blatty elabora una novela de suspense en torno a una investigación policial que sólo se nos muestra de pasada, mientras el peso de la trama cae en sus protagonistas como personas y no como meros instrumentos al servicio del thriller. Por otro lado, vale la pena destacar el excelente tratamiento que da Blatty a las reflexiones sobre la religión y la fe, que, integradas en la trama, no ahogan al lector. En conjunto, Dimiter es una novela que resulta una lectura interesante, aunque su pausado y sutil ritmo pueden resultar en que el lector sienta pesadez ante esta lenta progresión. No es un thriller al uso, aunque hace un excelente uso del suspense.