viernes, 22 de marzo de 2013

Books from the Crypt #13: Amos de Títeres

Título:  Amos de Títeres
Título original: The Puppet Masters
Autor: Robert A. Heinlein
Año: 1951
Género: Ciencia Ficción
Sinopsis:
En puntos clave de la geografía de los Estados Unidos una fuerza invasora se está apoderando de las comunicaciones, el gobierno, la industria… y de los cuerpos de la gente. El país es incapaz de detenerla, los invasores se multiplican con mayor rapidez de la que pueden ser destruidos, controlando la mente de cualquier incauto que se cruce en su camino.

Es entonces cuando entra en acción Sam Nives , un eficaz oficial de inteligencia de la sección más desconocida del servicio secreto de los Estados Unidos. Nives es el único hombre capaz de detener la invasión, pero para hacerlo... ¡tendrá que dejarse invadir él mismo! 

Crítica:
Robert Heinlein es uno de los grandes nombres de la ciencia-ficción y lo demuestra con creces en esta magnífica novela que ha recibido múltiples adaptaciones cinematográficas, como La Invasión de los Ladrones de Cuerpos (Invasion of the Body Snatchers, 1956) o la versión de terror adolescente de Robert Rodriguez, The Faculty (1998), sin olvidar las babosas cerebrales de la serie Futurama. Dentro del sub-género de invasiones extraterrestres, Amos de Títeres es un título imprescindible en el que Heinlein nos muestra con su excelente narrativa una ácida crítica a los excesos de la Guerra Fría, las cazas de brujas anti-comunistas y los métodos implacables de los que hacían gala los servicios de inteligencia. Al igual que sucede en Tropas del Espacio, Heinlein nos narra la acción en primera persona a través de un protagonista implicado en el estamento que pretende criticar y satirizar. Mientras que en Tropas del Espacio nos hallamos ante el diario de un soldado de infantería, en Amos de Títeres el narrador es un agente secreto de la sección de inteligencia más poderosa y secreta del gobierno. Mediante las vivencias de Sam Nives, vemos como se va desarrollando la terrible invasión silenciosa, sustituyendo las "anti-americanas ideas comunistas" por unos insidiosos alienígenas gelatinosos que anulan la personalidad de aquellos de los que se apoderan.

Sin embargo, en todo momento se puede percibir como, bajo los heróicos esfuerzos orientados a detener la invasión, existe la crítica subyacente, rozando en ocasiones la sátira, a las actitudes y acciones tomadas por los dos grandes bloques durante la Guerra Fría. Con la maestría que le es propia, Heinlein hace un excelente retrato de los Estados Unidos de la Era Atómica, con la paranoia comunista y el orgullo narcisista que les hacía verse como amos y señores del mundo libre. Al igual que hace H.G. Wells en La guerra de los mundos, Robert Heinlein impone una brutal cura de humildad a la arrogante humanidad mientras desarrolla una excelente e interesante trama con su habitual estilo ameno que engancha al lector y le hace introducirse fácilmente en la trama. Ciertamente, una novela sumamente recomendable, tanto por su temática como por la excelente narrativa de la que hace uso su autor.