viernes, 28 de julio de 2017

Books from the Crypt #131: 100% Marvel. Matanza 1 - 3


Título: 100% Marvel. Matanza 1 (La que se escapó), Matanza 2 (El diablo en el mar), Matanza 3 (El Morador de las Profundidades)
Título original: All-New, All-Different Marvel Point One, Carnage vol. 2 #1 - 16 USA
Año: 2015 - 2017
Autores: Gerry Conway y Mike Perkins, Mike Del Mundo (Portadas)
Género: Terror
Sinopsis:
  • La que se escapó. Matanza, el simbionte homicida ha vuelto y está dejando un reguero de cadáveres a su paso. Un equipo especial del FBI le sigue el rastro equipado con lo último en tecnología sónica. Entre sus miembros se hallan el héroe militar y exastronauta John Jameson y un reformado Eddie Brock, actual portador del simbionte Toxina. Pero tras perseguirlo hasta una mina abandonada, pronto se darán cuenta de que ellos son los cazados.
  • El diablo en el mar.  ¡Aquí comienza el aterrador y dramático segundo arco argumental de nuestro protagonista! Matanza será rescatado del mar por una chica sudafricana que se halla dando la vuelta al mundo en solitario en barco, desconocedora de a quién ha salvado realmente. Mientras que el grupo de élite encargado de dar caza al simbionte tendrá que hacer frente también al maléfico libro, Darkhold, y a sus fieles cultistas.
  • El Morador de las Profundidades. Llegamos al final de la historia con los supervivientes del grupo de élite anti-Matanza siguiendo a Cletus Kasady a una isla, la cual se convertirá en una mortal trampa, en donde Matanza pretende desencadenar al poderoso dios primigenio Cthon gracias al poder que le ha sido concedido por el Darkhold.
Crítica:
Esta serie de Matanza ofrece una nueva perspectiva del villano psicótico por excelencia de Marvel Comics. Este asesino paleto unido a un simbionte alienígena que le da super poderes es un personaje que no suele resultar especialmente interesante más allá de ser una versión ultrapeligrosa de Veneno en sus tiempos de villano. Sin embargo, tras Secret Wars apareció esta serie que prometía ser algo diferente y ofrecer una nueva cara de Matanza. Para ello, Marvel ha contado con Gerry Conway y Mike Perkins, autores de etapas clásicas de la editorial. Gerry Conway ha sido cocreador de El Castigador y escribió la muerte de Gwen Stacy, sin embargo no parece tener experiencia en historias de terror. Por otro lado, Mike Perkins ha dibujado al Capitán América y también la versión en comic de Apocalipsis de Stephen King. Así, nos encontramos con el regreso a Marvel de dos nombres interesantes pero que resultan un tanto clásicos. Sin embargo, sorprenden a propios y extraños elaborando una absorbente e interesante historia de terror con tintes lovecraftianos al combinar elementos tan dispares como Matanza y el Darkhold, una especie de Necronomicon de la editorial. A esto hay que añadir el excelente trabajo de Mike Del Mundo con sus portadas, que reflejan el horror, la angustia y el agobio que se desencadena a lo largo de la historia.

Así, Conway y Perkins se combinan con una trama inicial que parece un tanto arquetípica: el FBI crea un equipo de élite para dar caza a Matanza. Para ello, reclutan a John Jameson y a Eddie Brock. No parece nada fuera de lo normal ni particularmente original. Pero la historia se desarrolla de forma que el lector se engancha, desarrollándose un angustioso thriller de terror en la mina donde pretenden tender la trampa al asesino simbionte. A partir de ahí, los papeles de cazadores y cazados se van invirtiendo de manera que los roles no siempre son claros, aunque los objetivos de ambos bandos quedan bien definidos. Vale la pena destacar la presencia de Eddie Brock, portador original del simbionte Veneno y que ha tenido una larga y variada carrera como enemigo de Spider-Man y antihéroe para, finalmente, acabar siendo el portador del simbionte Toxina, hijo de Matanza que, a su vez, es hijo de Veneno. Conway aprovecha esto para salpicar los enfrentamientos entre Kasady y Brock con alusiones al peculiar árbol genealógico de los simbiontes. Pero no se queda sólo en esto. Perkins nos ofrece una nueva perspectiva y apariencia para Toxina, claramente inspirada en la que ofreció Flash Thompson como Agente Veneno.

En conjunto, Gerry Conway y Mike Perkins ofrecen una historia de terror sorprendente, con unos personajes muy bien aprovechados y una trama que toca de forma acertada las aproximaciones del universo Marvel al horror cósmico de Lovecraft. Llevan a Matanza a una perspectiva nueva que lo convierte en un personaje más interesante y que se embarca en un viaje por el thriller de terror en una historia en tres arcos argumentales que no deja insatisfecho al lector.