jueves, 4 de diciembre de 2014

Books from the Crypt #61: León el Africano

Título: León el Africano
Título original: León l'Africain
Autor: Amin Maalouf
Año: 1986
Género: Histórico
Sinopsis:
En una época de crisis en la que dos grandes imperios pugnan por la supremacía en el Mediterráneo, Hasan, nacido en Granada poco antes de 1492 y más conocido como León el Africano, emprende una extraordinaria peregrinación que, guiado por su pasión de vivir, lo llevará a la misteriosa ciudad de Tombuctú, a los quince reinos negros situados entre el Níger y el Nilo, y a la deslumbrante Constantinopla. Finalmente, sus conocimientos y experiencias, donde se funden la cultura oriental y la occidental, el mundo cristiano y el del islam, serán puestos al servicio del papa León X y de Julio de Médicis.

Crítica:
Este libro es la biografía novelada de Hasan bin Muhammed al-Wazzan al-Fasi (Hasan, hijo de Mohamed el alamín de Fez) escrita por Amin Maalouf. Hasan, nacido en Granada en torno al año 1488, murió sobre el 1544, y fue bautizado como Juan León de Médicis por el papa León X y conocido en Roma como León el Africano. Primera novela de Amin Maalouf, en ella se narra la poco conocida biografía de este infatigable viajero, mercader, geógrafo y diplomático, que vivió en una convulsa época, el renacimiento del siglo XVI.

Esta novela está dividida en cuatro secciones ordenadas cronológicamente y tituladas con los nombres de las cuatro ciudades en donde León el Africano vivió más tiempo y centró su actividad: Granada, Fez, El Cairo y Roma. Amin Maalouf aprovecha estas circunstancias para trazar un recorrido histórico plagado de anécdotas en las que, a través de los ojos del protagonista, asistimos a la caída de Granada, la expulsión de judíos y musulmanes de España, el exilio de los granadinos en África y el declive del Islam como potencia en el mediterráneo, dividido en reinos cuyos gobernantes parecen más interesados en guerrear entre ellos que en formar un frente unido contra los cristianos. En medio de este periodo de decadencia, sólo el Imperio otomano se alza como una fuente de esperanza para el Islam, asimilando y conquistando a los reinos vecinos y preparando la guerra contra Europa. León es testigo de todo esto, así como de la decadente ciudad de Roma y sus intrigas palaciegas en la curia vaticana, los excesos de los príncipes de la Iglesia Católica, los ecos llegados a la ciudad eterna de la reforma de Lutero y las consecuencias que esto tiene en la política europea.

A través de todos estos escenarios, anécdotas y vivencias, Amin Maalouf hace un fiel retrato de la época que tocó vivir a León, explorando la confrontación entre las dos grandes religiones, el Islam y el Cristianismo, ambas agobiadas por la decadencia y lejos de su momento de mayor esplendor. Así mismo, explora la influencia de ambas religiones y el auge y caída de los pueblos en un periodo de tiempo en que se dejaba atrás el oscurantismo medieval y se producía un cambio imparable en la concepción política e ideológica del mundo y los imperios y naciones.


Esta novela, escrita de forma sencilla y desde la perspectiva personal de su protagonista, es una excelente lectura, recomendable por ser muy amena y para tener un atisbo de la vida de este peculiar personaje y del mundo que le tocó vivir.